Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exdiputada de Ciudadanos en Guadalajará seguirá cobrando 49.000 euros tras dejar el partido y pasar a ser no adscrita

La propuesta sale adelante gracias a los votos del PP y de la propia diputada
La que fuera la representante de Ciudadanos en la Diputación de Guadalajara, Yolanda Ramírez, que este mes de enero abandonó el partido y ahora es diputada no adscrita, conservará su retribución de 49.000 euros anuales en la institución provincial gracias a los votos de los diputados del PP y el suyo propio.
Así ha quedado patente en la sesión plenaria de este viernes, donde los grupos PSOE y Ahora Guadalajara han mantenido su versión de calificar este hecho de "claro transfuguismo". Por su parte, el presidente de la institución, José Manuel Latrem, ha querido dejar claro que el PP "no ha roto ningún pacto" con este movimiento.
Ramírez recibirá el mismo sueldo que hasta ahora gracias a que el pleno, con el voto en contra de PSOE y de Ahora Guadalajara, ha sacado adelante un cambio en la normativa para que los presidentes de las comisiones informativas perciban salario, y precisamente la exdiputada de la formación naranja presidía una desde el año 2015.
En su intervención, Ramírez ha insistido en que hay un informe técnico que no va a contravenir y que indica que es diputada no adscrita, algo que "nada tiene que ver con el transfuguismo".
Una vez mas ha incidido en que su decisión de darse de baja de Ciudadanos fue personal y motivada por "discrepancias internas" que, según ella, no venían al caso, y ha añadido que seguirá en la misma línea y con el mismo proyecto para la provincia. Recientemente explicó que su salida se debía a su "decepción" con "determinadas personas" de su partido.
"Lamento haber sido, ser y seguir siendo un estorbo", ha afirmado, entendiendo el malestar de determinados dirigentes políticos de la provincia. "Quizá he estropeado algunos planes", ha añadido.
Ha acusado al portavoz del PSOE, Julio García, de parecer "la voz" de Ciudadanos en la Diputación y de llevar viviendo de lo público "más de veinte años pasando de un partido a otro, de oca a oca".
Ante el "escarnio y linchamiento público" que a su juicio ha sufrido, ha respondido que lo único que ha hecho es cursar su baja como afiliada a un partido político, una decisión que ha tomado de manera "libre y voluntaria".
Y en este sentido ha señalado que el hecho de haya abandonado un partido no significa que no pueda seguir ejerciendo los derechos de representación cumpliendo con sus obligaciones.
PP: "LA DECISIÓN ESTÁ AVALADA"
El diputado del PP Jesús Herranz, en una intervención plagada de citas históricas y símiles cancioneros, ha insistido en que la propuesta aprobada al respecto de la diputada no adscrita estaba avalada por un informe jurídico y que además era conforme al ordenamiento vigente.
Por su parte, el portavoz del grupo socialista, Julio García, ha manifestado que, para él, la medida suponía un "caso de corrupción política" que va a garantizar a Ramírez "vivir bien" en la Corporación.
Se ha dirigido al presidente de la Diputación asegurando que su mandato será recordado "por haber traicionado al partido que le convirtió en presidente", en alusión a que él asume esta responsabilidad gracias al apoyo de C's en la investidura.
En su turno, el portavoz de Ahora Guadalajara, Francisco Riaño, ha insistido en que se trate de "un caso claro de transfuguismo".