Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exconsejero delegado de BPA sale de la cárcel y seguirá en arresto domiciliario

El exconsejero delegado de Banca Privada de Andorra (BPA) Joan Pau Miquel ha salido a las 15.30 horas de este lunes del centro penitenciario de la Comella en libertad provisional tras haber sido arrestado 22 meses en régimen de prisión preventiva.
En su sentencia, el Tribunal Constitucional de Andorra ha decretado arresto domiciliario con control monitorizado y ha anulado la prórroga que lo mantenía recluido desde el 24 de octubre alegando "un abuso de la prisión preventiva sin motivo constitucional suficiente y proporcional a su excepcionalidad", según ha informado Andorra Difusió.
Hasta ahora se había negado la libertad provisional a Miquel, que estaba encarcelado desde marzo de 2015 en el marco de la intervención gubernamental de BPA por un presunto delito de blanqueo de capitales, por riesgo de fuga, alarma social y destrucción de pruebas.