Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El etarra Aguinagalde no mira a la viuda y la hija del exedil socialista Isaías Carrasco

El etarra Beinat Aguinagalde ha evitado cruzar la mirada con la viuda y la hija del exconcejal socialista Isaías Carrasco, por cuyo asesinato es juzgado en la Audiencia Nacional y se enfrenta a una pena de 32 años de cárcel. El acusado ha declarado que se encontraba en un examen de anatomía patológica en la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco.

Durante el juicio, la familia del exedil socialista de la localidad guipuzcoana de Mondragón ha afrontado con entereza el juicio que ha sentado en el banquillo de los acusados a Beinat Aguinagalde.
Aunque su hija Sandra ha observado atentamente al acusado mientras éste se encontraba sentado en la sala acristalada del edificio judicial, Aguinagalde le ha desviado la mirada en todo momento.
Sandra y su madre, María Ángeles, corrieron hacia Carrasco tras observar cómo caía al suelo tras recibir varios disparos mientras se encontraba en su vehículo antes de ir a trabajar el 7 de marzo de 2008.
El fiscal Luis Barroso ha elevado a definitiva su petición de 32 años de cárcel para Aguinagalde por delitos de asesinato terrorista, tenencia de armas de fuego y daños terroristas, la misma pena que pide la acusación particular, que solicita que indemnice con 600.000 euros a los tres hijos y con la misma cantidad a su viuda.
Aguinagalde, que ha respondido solo a las preguntas de su defensa, ha afirmado en la Audiencia Nacional que en el momento del atentado se encontraba haciendo un examen de anatomía patológica en la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco y que se enteró del crimen cuando comía en un bar de Hernani donde vio un "avance informativo" en la televisión del establecimiento.
ASESINATO A TIROS
El Ministerio Público sostiene que el acusado se trasladó a las inmediaciones del domicilio del exconcejal, en la calle Navas de Tolosa de Mondragón, y cuando éste se introdujo en su coche para ir a trabajar, se situó frente al vehículo y le dirigió cinco disparos que, tras romper el cristal del parabrisas, impactaron en el cuerpo del conductor, causándole "gravísimas heridas" que le provocaron la muerte una hora y 15 minutos después en el Hospital del Alto Deba.
Tras el atentado, Aguinagalde habría abandonado el lugar a la carrera. En el lugar de los hechos, sobre la calzada y la acera, se encontraron cinco vainas percutidas del calibre 9 milímetros Luger o Parabellum. La acción terrorista fue reivindicada por ETA en un comunicado publicado el 2 de abril de 2008 en el diario 'Gara'.
Este miembro de ETA, natural de Hernani (Guipúzcoa), fue detenido en febrero de 2010 en la localidad francesa de Cahan, en una operación conjunta de la policía francesa y la Guardia Civil, según informo entonces el Ministerio del Interior.
Las fuerzas de la lucha antiterrorista le definieron como un terrorista especialmente "peligroso, violento y agresivo", y representante del sector más duro de la banda terrorista, el que apostaba sin fisuras por seguir matando.
En septiembre de 2010 fue procesado por el asesinado del empresario Ignacio Uria, que se produjo el 3 de diciembre de 2008 en Azpeitia (Guipúzcoa), junto a Manex Castro, Iurgi Garitagoitia, Joane Larretxea y Ugaitz Errazkin.
En noviembre de 2011 fue entregado por las autoridades francesas para ser investigado y juzgado por las causas que se siguen contra él en la Audiencia Nacional. Además de estos dos asesinatos, también se le atribuyen el intento de atentado contra la Ertzaintza que tuvo lugar el día 16 de enero de 2008 en un repetidor del monte Santa Bárbara de Hernani (Guipúzcoa), y la explosión de un artefacto en la sede del PSE de Lazkao (Guipúzcoa) que se produjo el 23 de febrero de 2009.