Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen en Bélgica a dos etarras

Ventura Tomé Queiruga estaba reclamado por España por atentados cometidos en los 80 y Javier Aguirre Ibáñez ya fue arrestado por la Ertzaintza en 2006

Las autoridades belgas con colaboración con las autoridades españolas han detenido este viernes en Bélgica al etarra Ventura Tomé Queiruga, han confirmado fuentes de la lucha antiterrorista.
Estas mismas fuentes han indicado que el arresto se ha producido en virtud de una euroorden dictada por la Audiencia Nacional para el cumplimiento de dos sentencias por atentados cometidos en la década de los ochenta.
El arresto ha sido llevado a cabo por la Policía belga en colaboración con la Comisaría General de Información de la Policía Nacional. El detenido llevaba años fugado y no se le atribuye un alto grado de implicación en la banda actualmente.
Por su parte, fuentes jurídicas belgas han asegurado que el detenido no tenía domicilio fijo en ese país y han añadido que pasará a disposición judicial en las próximas horas (la justicia belga permite un máximo de 24 bajo custodia policial), concretamente ante un juez de instrucción en Bruselas.
De este modo, Queiruga se convierte en el primer miembro de la banda terrorista detenido tras el anuncio de cese definitivo de la violencia de ETA. Este miércoles fue detenido en Bayona (Francia), Ibai Peña, reclamado por la Audiencia Nacional por actos de 'kale borroka', pero fue puesto en libertad horas después al comprobar las autoridades galas que la Justicia de ese país ya había rechazado previamente su orden de detención y entrega a España.
Según los datos recogidos por Europa Press, Tomé Queiruga está acusado de colaborar con el "comando Saioa", antes de que huyese a Francia en 1990. El mencionado comando colocaba artefactos explosivos en bancos, supermercados y bares de Guipuzcoa y Navarra. El 3 de abril de 1985 colocó una bomba trampa a una pareja de la guardia civil, resultando herido uno de los agentes.
Además, la Policía le atribuye la colocación de artefactos explosivos en Egea de los Caballeros (Zaragoza) y en tres ciudades Navarras, Estella, Hunzúe y Sangüesa.
Tomé, de 55 años de edad, es natural de Pasajes (Guipúzcoa), aunque residió en la localidad navarra de Tafalla. Dos años después de huir al país galo, fue arrestado el 27 de enero de 1992 por la Policía de Fronteras en Behenafarroa (la Baja Navarra en territorio francés) y cumplió una condena en Francia acusado de servir como enlace de etarras en Bretaña.
El segundo etarra
El segundo detenido este viernes en Bélgica es Javier Aguirre Ibáñez, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.
Estas mismas fuentes han precisado que este segundo arrestado ya fue detenido en el año 2006 por la Ertzaintza acusado de cometer actos de kale borroka.
Este arresto ha sido llevado a cabo por la Policía belga con colaboración de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional.