Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos quiere convertir los comicios en una primera vuelta de las generales

Pablo Iglesias presenta parte del programa económico de podemosTwitter

Podemos afronta desde esta noche la campaña de las elecciones autonómicas del próximo 24 de mayo con dos objetivos claros: convertir estos comicios en 'una primera vuelta' de las elecciones generales que tendrán lugar a finales de este año, y ganar la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana para convertir estas dos regiones en "avanzadillas" del "cambio" que aspiran a protagonizar desde La Moncloa.

Los comicios autonómicos del próximo 24 de mayo, en los que están en juego los Gobiernos de 13 Comunidades --Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra, Aragón, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia, Canarias y Baleares--, serán el primer gran examen para Podemos desde las europeas, que le permitirá medir su apoyo a nivel nacional y comprobar si consigue arrebatarle al PSOE el puesto como principal partido de la oposición.
Aunque las últimas encuestas han reflejado un cierto estancamiento de los apoyos Podemos, que coincide con el crecimiento de Ciudadanos, el partido de Pablo Iglesias confía en remontar en la campaña y en captar el voto de los indecisos, que según ha destacado la formación en reiteradas ocasiones, representan una cifra inusualmente alta a estas alturas de la precampaña.
No obstante, Podemos niega que se estén "desinflando", así como que la dimisión del confundador del partido Juan Carlos Monedero, tras criticar la deriva hacia la moderación del partido, vaya a afectarles negativamente. De hecho, los principales dirigentes han tratado de zanjar este asunto esta semana, achacando la dimisión a una decisión estrictamente personal, y rechazando la existencia de cualquier tipo de debate interno sobre el rumbo del Podemos.
Así, la formación 'morada' asegura estar volcada en la campaña, que arrancará en Madrid la noche del jueves al viernes. La elección de este escenario no es casual, ya que Podemos se ha fijado esta región, junto con la Comunidad Valenciana, como principal objetivo estratégico en esta 'primera vuelta' de las generales. En palabras del 'número dos' del partido y jefe de la campaña, Íñigo Errejón, estas dos regiones tienen la capacidad de ser "las avanzadillas del cambio político" este 24 de mayo.
Es por ello por lo que "el eje A-3 Madrid-Valencia", que consideran "crucial políticamente" por ser "iconos" del "modelo de país injusto, de despilfarro y de corrupción" al que Podemos quiere hacer frente, tendrá un papel destacado en su campaña. Sólo en estas dos Comunidades el partido celebrará hasta 10 de los 27 actos que el partido tiene por el momento programados.
En concreto, Podemos arrancará la campaña con la tradicional pegada de carteles en el madrileño barrio de Hortaleza, del que es vecino José Manuel López. El secretario general, Pablo Iglesias, y los otros dos principales dirigentes del partido y jefes de la campaña, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa, se encargará de arropar al candidato madrileño en este primer acto.
De hecho, Iglesias ha decidido volcarse personalmente en las últimas semanas con López, y seguirá haciéndolo durante la campaña, consciente de la necesidad de promocionar a un candidato apenas conocido para la opinión pública. De los doce mítines que tiene previsto ofrecer a lo largo las dos semanas de contienda electoral, cinco tendrán lugar en la Comunidad de Madrid, incluido el cierre, que se celebrará en la capital el 22 de mayo.