Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera asegura que su objetivo "no es sacar escaños sino cambiar España"

El máximo responsable de Ciudadanos, Albert Rivera, ha manifestado que en estas elecciones del 24 de mayo y en las generales próximas,  España "no va a votar sólo programas, va a votar actitudes, valores, una forma de defender los servicios públicos". Por ello, asegura que a su formación no le importa sacar "tres, cuatro, cinco o 24 escaños, nuestro objetivo no es sacar escaños sino cambiar España, que es muy distinto".

El máximo responsable de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha dicho a la presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz, que "suena muy bien" que en su discurso de investidura prometa un pacto anticorrupción, añadiendo que lo difícil "es hacerlo cumplir con los tuyos", algo que ha considerado de "valientes y libres".
Así, ha manifestado en Málaga, en un acto de campaña electoral en el que ha apoyado al candidato a la Alcaldía de la capital, Juan Cassá, que no vale con ser joven para cambiar las cosas sino que también "hay que ser valiente para cambiar tu partido y las formas de actuar".
En este sentido, ha incidido en que su formación es capaz de hablar "con quienes no piensan igual que nosotros" y ha recalcado que en C's son "gente de palabra". "Estamos cumpliendo con los votantes, sentándonos a hablar de medidas no de poltronas ni sillas sino de pacto anticorrupción, de bajar la presión fiscal, de perseguir el fraude fiscal o de ayudas a las pymes", ha apostillado Rivera.
Frente al PP, que "fue a pedirle que apuntalara sus ayuntamientos", pactando "por sillas", C's, según su líder nacional, "pacta por principios". "Si no hay principios, no hay pactos, pactamos por principios y si no hay, dura oposición", ha recalcado en su intervención, al tiempo que ha felicitado al grupo parlamentario andaluz, "que está demostrando ser muy exigente a la vez que dialogante".
En estas elecciones del 24 de mayo y en las generales próximas, ha manifestado, España "no va a votar sólo programas, va a votar actitudes, valores, una forma de defender los servicios públicos". Por ello, ha manifestado, a C's no le importa sacar "tres, cuatro, cinco o 24 escaños, nuestro objetivo no es sacar escaños sino cambiar España, que es muy distinto".
"Me importa más mi país que mi partido"
"Me importa más mi país que mi partido", ha defendido, y ha reiterado que C's está en política "no por las sillas". "Sólo queremos que nos voten para que nos den el poder de cambiar las cosas", ha indicado el presidente de la formación, quien ha reclamado a sus compañeros que tengan humildad y dignidad y que hablen a los ojos a la ciudadanía.
Ha manifestado que igual lo que está haciendo el PP "es lo mejor", sin embargo, "con un 24 por ciento de paro nunca sacaría pecho ni diría que la crisis es historia cuando hay dos millones de hogares en los que no entra ni un céntimo por la puerta".
Rivera ha asegurado que le importa "muy poco" quien gane las elecciones y ha incidido en que no es suficiente con crecer sino que es necesaria la dignidad y que haya "trabajos seguros y estables". "Una nación no es sólo su contabilidad sino derechos civiles, educación, seguridad, trabajo, una ley electoral justa y un parlamento sin imputados por corrupción política", ha detallado.
Ha apelado en varias ocasiones a la ilusión, "que es intangible y no se compra con dinero, con cheques ni con maletines ni sobres"; y a la confianza. También ha recordado que amigos y conocidos de otros partidos le dicen: "seguid apretando porque gracias a vosotros vamos a limpiar nuestros partidos".
Según Rivera, mientras el resto de fuerzas políticas no cambien "nos toca a nosotros gobernar, ponernos al país a las espaldas y vamos a seguir cabalgando sin gritar, sin insultar. Este país necesita un proyecto para España porque los problemas comunes merecen soluciones comunes".
También ha considerado que a partir del 25 de mayo, un día después de las elecciones, el sectarismo en España "estará enterrado". "Ya no habrá rojos ni azules porque habrá muchos matices; ya no tendremos buenos ni malos sino 8.300 municipios en el país con pluralidad política como nunca en los últimos 30 años y con muy poquitas mayorías absolutas", ha dicho.
En su intervención ha considerado que el partido que logre "generar ilusión y defender un cambio profundo y estable dominará los próximos años las elecciones". Así, ha indicado que C's es ese "equilibrio entre el cambio profundo y sensato, entre la igualdad de oportunidades y la libertad, un partido moderno que no reniega de la historia de este país. Algunos le llaman ambigüedad".
En este punto, ha incidido en que los votantes del PP, del PSOE o de Podemos "no son enemigos, son compatriotas; nosotros no convertimos a los adversarios en enemigos y debe seguir siendo así". Por ello, ha pedido el voto para su formación y a sus integrantes les ha emplazado a movilizarse "porque la ilusión es el mejor motor que existe".
"Somos novatos, sí, pero no tontos"
Por su parte, el presidente del grupo parlamentario de C's en la Cámara andaluza, Juan Marín, ha destacado que su formación "ha devuelto la confianza a muchos andaluces", añadiendo que "nadie nos podía hacer pensar que estaríamos en 110 candidaturas con más de 2.500 candidatos".
"Los ciudadanos son los que nos han puesto aquí", ha recalcado, al tiempo que ha insistido en que "no hace falta pegar gritos ni ofender a nadie". En su opinión, las palabras "son lo suficientemente coherentes para que cuando hablemos se nos entienda; por eso somos una opción de gobierno, no un partido que se presenta a unas elecciones. Somos novatos, sí, pero no tontos".
En Málaga, donde se han presentado las 18 candidaturas con las que concurren a los comicios locales, ha pedido a los que pueden ser futuros alcaldes y concejales que hagan su trabajo "con entrega, ilusión y ganas, atendiendo a cada una de las personas porque ellos son los que nos tienen que decir qué quieren".
El mejor despacho, según Marín, es la calle y hablar con la gente y los colectivos, y también "decir no cuando algo no tiene solución". "Las cosas --ha agregado-- están cambiando ya y es importante que sigamos unidos, más que nunca porque Ciudadanos es la única alternativa creíble, sensata, razonable, que mira los problemas de las personas y que no está dispuesto a esconderse".
En el centro de las decisiones de su formación, ha indicado, están las personas". "C's --ha continuado-- va a teñir de naranja el mapa de Andalucía, más del 80 por ciento de los andaluces van a poder votarnos, vamos a estar en muchas comunidades autónomas y vamos a tener responsabilidades y no podemos hacer lo mismo si queremos cambiar las cosas".
Málaga
Por su parte, el candidato a la Alcaldía de Málaga capital, Juan Cassá, ha apostado por propuestas para mejorar el desempleo en la ciudad, y por unificar todo aquello que tenga que ver con la conservación y el medio ambiente en una única concejalía, además de duplicar el número de metros cuadrados de zonas verdes por habitante, hasta los 10.
Acabar con las 'natas' en las playas, eliminar "dos impuestos muy injustos" como el de las entidades urbanísticas de conservación o las plusvalías por herencia paternofilial por herencial habitual son otras medidas que lleva C's en su programa de gobierno.
También ha recordado la necesidad de poner en marcha un bono anual para poder utilizar más el transporte público, recuperar los presupuestos participativos y la lealtad institucional así como la puesta en marcha de la Málaga Pass, para que los turistas puedan comprarla y disfrutar de transporte, la oferta cultural y descuentos en pequeños comercios.