Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE cierra filas con Rubalcaba y el PP hace lo propio con Basagoiti

Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba durante el cierre de campaña de las elecciones autómicas del 21-OEFE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reunido a la comisión permanente del partido –la cita de la Ejecutiva Federal será el 29 de octubre- para analizar el resultado de las elecciones en Galicia y el País Vasco. Tras la cita, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha asegurado que el partido hará "todos los cambios que sean necesarios" y acelerará la renovación ideológica que tenía prevista, pero ha dejado claro que en ningún momento se ha planteado la dimisión del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. Por otro lado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ofrecido este martes durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional su respaldo total al presidente del PP vasco y candidato a la Presidencia del Gobierno vasco, Antonio Basagoiti, tras los malos resultados que ha cosechado el PP vasco en las elecciones.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha asegurado que tras la derrota socialista en las elecciones gallegas y vascas el partido hará "todos los cambios que sean necesarios" y acelerará la renovación ideológica que tenía previsto hacer a lo largo de la legislatura, pero ha dejado claro que en ningún momento se ha planteado la dimisión del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni tampoco se adelantará la elección del próximo candidato a la Moncloa: "No es en absoluto el debate más urgente".
En rueda de prensa después de una reunión de la 'permanente' de la Ejecutiva socialista –de la que no forman parte ni Pachi Vázquez, ni Patxi López-, Valenciano ha incidido en que estas elecciones autonómicas no pueden ser un termómetro para la dirección federal: "En Galicia y en Euskadi hemos perdido más veces de las que hemos ganado y si en cada una se hubiera cuestionado a la dirección federal no habría habido estabilidad", ha señalado.
Según la dirección del PSOE, la derrota de este domingo se enmarca en el "ciclo electoral negativo" que comenzó en las autonómicas y municipales de 2011 "que todavía no ha terminado". En palabras de Valenciano, la confianza "se pierde con mucha facilidad pero para poder recuperarla se necesita tiempo". Eso sí, ha reconocido que el PSOE no ha sabido movilizar a la gente que se alejó de ellos.
Para la 'número dos' del PSOE, el partido no está "ante un mero problema de imagen ni caben soluciones cosméticas ni superficiales", sino que el "único camino" pasa por el "compromiso con España" y la salida de la crisis, la defensa de los valores del PSOE, la fortaleza del partido y actualizar el proyecto socialista. "No se trata de deslumbrar, sino de convencer", ha dicho; el PSOE quiere "avanzar pero sin buscar atajos".
En Galicia, la segunda fuerza más votada es el PSdeG de Pachi Vázquez, ha retrocedido de 25 a 18 escaños. Alternativa Galega de Esquerda, la coalición de Beiras, se convierte en tercera fuerza política, con nueve diputados y el BNG cae de 12 a siete escaños. En Euskadi los socialistas vascos han perdido nueve diputados y pasan de segunda fuerza a tercera. En su despedida, Patxi López ha lanzado un mensaje de orgullo por haber logrado la paz.
En 'Génova', el Comité Ejecutivo Nacional del PP, que reúne a la plana mayor del PP, el jefe del Ejecutivo ha felicitado a Antonio Basagoiti por su labor en el País Vasco estos años y le ha dado su apoyo total. Un respaldo que se ha tornado en cerrada ovación al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo por parte de los miembros de este máximo órgano directivo del PP.