Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Núñez Feijóo:"nunca renunciaría a representar a Galicia"

Feijóo:"nunca renunciaría a representar a Galicia"Efe

La tradicional Ofrenda al Apóstol en la Catedral de Santiago ha estado marcada este año por la ausencia del alcalde, Martiño Noriega, de Compostela Aberta, en la Misa, en la que el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, le ha enviado un mensaje velado: él "nunca renunciaría" a representar a su tierra en el Día de Galicia.

Feijóo, quien se ha convertido en el primer delegado regio del mandato de Felipe VI, que el año pasado acudió al evento con la reina Letizia, ha reivindicado que la Ofrenda se celebra desde 1643, con un "incomparable arraigo popular", y ha sentenciado que para él es "un honor" haber sido designado para ejercer este papel por el monarca.
"Nunca renunciaría a representar a mi tierra en el Día de Galicia, y mucho menos a poder hacerlo en uno de sus símbolos más indiscutibles: la Catedral de Europa, la Catedral de Santiago de Compostela", ha aseverado.
Y es que, ha argumentado, no sólo "Santiago no sería Santiago sin Santiago", sino porque, a su juicio, en este acto, está "representada la infinidad de peregrinos anónimos" que "con sus diversas motivaciones engrandecieron el significado" de la Catedral y de la ciudad. "Y, de ese modo, también Galicia y España", ha sentenciado.
El presidente gallego ha lanzado este mensaje en un discurso en el que también ha prevenido contra el "cambio que no se apoya en la tradición", con la convicción de que "es un cambio sin memoria, condenado a cometer errores del pasado, un cambio en vilo". También ha remarcado que la tradición que "no acepta el cambio se anquilosa y perece".
SIN CONFRONTAR ENTRE LAICIDAD Y RELIGIÓN
También el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, en su homilía, en la que ha agradecido la Ofrenda de Feijóo, ha profundizado en que "solo quien se siente peregrino hacia Dios puede ofrecer esperanza y paz a la sociedad" porque "el hombre tiene que progresar sin olvidar el ser hombre".
En su alocución, ha remarcado que el "testimonio" del Apóstol Santiago "motiva a vivir los valores del Evangelio", convencidos de que el cristianismo "favorece la vida espiritual de las personas y de los pueblos, iluminando la dimensión cultural, social económica y política para volver a la verdad del hombre".
"No se trata de una confrontación ética entre un sistema laico y un sistema religioso, sino de una cuestión de sentido al que se confía la propia libertad", ha proclamado monseñor Barrio, para quien "no se puede dar culto a Dios sin velar por el hombre", ya que éste es "el modo de transformar" la sociedad.
LABOR INSTITUCIONAL "EN LA PLAZA PÚBLICA"
Aunque Noriega no ha participado en el acto religioso, sí ha saludado a Feijóo y a las numerosas autoridades que se desplazaron a la capital gallega con motivo del Día de Galicia antes de la Misa, en la Praza do Obradoiro, y después de la Ofrenda, en la habitual recepción del Pazo de Raxoi.
En el Consistorio, Noriega ha dado la bienvenida formal al presidente gallego y al resto de autoridades, mientras que Feijóo ha incidido en su presencia en el "honor" que le supone el papel ejercido como delegado de Felipe VI para "representar" a Galicia y ha recordado que "el logotipo" del Ayuntamiento de Santiago es la Catedral.
Los mensajes velados de Feijóo no han quedado sin respuesta por parte del regidor compostelano, quien ha trasladado, en declaraciones a los medios, que vive el Día de Galicia "ejerciendo la representación institucional que le corresponde" y "cumpliendo con ese rol donde toca cumplir: en la plaza pública y en el Ayuntamiento".
Sobre la proclama del presidente gallego relativa a que "nunca renunciaría" a representar a Galicia y "menos" a hacerlo en la Catedral, Noriega ha contestado que hay "muchas maneras de representar a un país".
"Cada uno tiene su percepción y su cosmovisión; la mía a este nivel es bastante antitética a la del presidente, pero no pasa nada, se puede convivir con posiciones diferentes y hacerlo de manera deportiva", ha defendido.
"VEO MÁS A FEIJÓO QUE A MI PAREJA"
Precisamente, preguntado acerca de cómo había su saludo a Feijóo este sábado y si éste ha sido su primera toma de contacto desde que accedió a la Alcaldía tras las elecciones municipales del 24 de mayo, Martiño Noriega ha respondido entre risas que "últimamente" ve más al presidente gallego que a su propia pareja.
"Lo digo porque ya coincidí con él en la recepción (de la reunión de directores del Instituto Cervantes) en la que estuvo la reina, en los fuegos y hoy", ha indicado, antes de recordar, además, que el martes de la semana próxima mantendrán su primer reunión institucional.
Por otra parte, sobre si se ha sentido cómodo en el acto del Obradoiro previo a la Ofrenda, que incluye recepción militar y saludo a autoridades, ha replicado que sería "hipócrita" si dijese que el formato del acto le "agrada".
"No me agrada porque creo que representa determinados simbolismos que están superados en la sociedad civil, pero también soy consciente de mi papel institucional y de que la persona que está representa a la Jefatura del Estado; me ajusto a lo que tiene lugar en los espacios públicos", ha subrayado.
NORIEGA, MOLESTO POR LAS CRÍTICAS EN LAS MEDALLAS
Por último, ha admitido sentirse molesto por las críticas que dirigentes como el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien afirmó en la pasada jornada que la ausencia de Noriega en el acto de entrega de las Medallas de Galicia era "clamorosa".
"Estaban la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento y la portavoz del grupo de gobierno. Dos mujeres que representan al gobierno de Santiago, mientras que estábamos haciendo un homenaje a Camilo Díaz Baliño e Isaac Díaz Pardo; creo que alguno busca polémicas estériles e intenta generar disenso donde no lo hay, donde hay normalidad", ha esgrimido.
Dicho esto, y aunque ha afirmado que intenta "marcar una distancia prudencial" con este tipo de actitudes, ha reconocido que en la pasada jornada le "molestaron algunas situaciones". Y es que, a su entender, determinadas críticas suponen "una falta de respeto" a los representantes del gobierno que "estaban allí" e incluso al homenaje del Ayuntamiento a Díaz Baliño y a Díaz Pardo.
Para Noriega, "no todo vale". De hecho, ha advertido de que si el vicepresidente o el portavoz del PP de Santiago, Agustín Hernández, buscan "generar un estado de opinión con pronunciamientos como el de la pasada jornada" se "equivocan" porque "este debate no está en la calle". "Pero a lo mejor es que viven bastante alejados de la calle", ha zanjado.