Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las deudas de Urdangarín

Iñaki Urdangarín no tiene con qué afrontar los 8,2 millones de euros de fianza que le impuso el juez de Palma de Mallorca José Castro. Según el último informe aportado por la Agencia Tributaria al juzgado y al que ha tenido acceso Informativos Telecinco, los bienes inmuebles a nombre del duque de Palma -un chalet, tres pisos y un terreno rústico- no sólo se han depreciado, sino que además se encuentran con más del 80 por ciento de su hipoteca pendiente de pago.

Lo tiene muy complicado el juez José Castro para cobrar esos más de ocho millones de euros impuestos de fianza de responsabilidad civil a Iñaki Urdangarín y su ex socio Diego Torres.
Sería fácil pensar que con una casa que les costó casi seis millones de euros e invirtieron otros tres millones más en reformas habría donde cobrarse, pero no. Además de la fuerte devaluación que ha sufrido el mercado inmobiliario, hay que sumar o más bien restar que a principios de 2011 tenían pendiente de hipoteca cerca de cuatro millones de euros.
Vamos, nada que hacer y menos teniendo en cuenta que el 50 por ciento de la propiedad no lo pueden embargar porque pertenece a la Infanta, hoy por hoy sin imputación en la causa.
Tampoco lo tiene mejor el juzgado con las otras propiedades de Urdangarín. Estas sí las puede embargar al cien por cien, ya que están a nombre de la sociedad Aizoon, pero volvemos a las mismas.
Urdangarín posee dos pisos en Palma, otro en Tarrasa y un terreno en Bergara.
Pagó por esas cuatro propiedades cerca de 650.000 euros, pero debe de hipotecas cerca de 430.000 euros. Y si volvemos a tener en cuenta la depreciación del ladrillo, el resultado es que el duque de Palma debe más de lo que tiene.
En total, el patrimonio inmobiliario del duque de Palma, excluyendo el 50 por ciento de su esposa es de 3.321.855 euros, mientras que sus deudas hipotecarias son de 2.361.817 euros. El problema es que ese saldo positivo cercano al millón de euros es completamente irreal. El valor de los bienes inmuebles corresponde al precio que Urdangarín pagó por ellos en 2004, en pleno boom inmobiliario. Tras la crisis, muchos casas en España han llegado a depreciarse hasta en un 50 por ciento.
Propiedades embargables a Urdangarín:
1. 50% del Palacio de Pedralbes. Coste de adquisición (sin reforma) 5,8 millones. El 50%, 2,9 millones de euros
2. Finca Rústica de Bergara, Guipúzcoa: 30.000 euros.
3. Apartamento Palma Calle Pedrera, 8. 2C: 180.303 euros
4. Apartamento Palma Calle Pedrera, 8. 4C: 186.313 euros
5. Dos aparcamientos en Palma. Calle Pedrera: 21.636 euros
6. Dos trasteros en Palma, Calle Pedrera: 3.603 euros
Situación real de los inmuebles:
1. La mitad de la hipoteca de Pedralbes (queda por pagar a diciembre de 2010): 3.869.482. Al 50%: 1.934.741 euros.
2. Hipoteca Caixa por inmueble uso no habitual (a diciembre de 2011): 149.855 euros
3. Préstamo no hipotecario BBVA 1 (a diciembre de 2011): 136.478 euros
4. Préstamo no hipotecario BBVA 2 (a diciembre de 2011): 140.743 euros