Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comisiones hasta con el terremoto de Haití

Edmundo Rodríguez, consejero delegado de la editora de La Razón con el 24% de su accionariado. Ha pasado la noche en el calabozo junto a Ignacio González, quien le puso a dirigir la filial del Canal en Sudamérica hasta que fue destituido por Cifuentes tras aparecer en los papeles de Panamá. Acompañó a González a Cartagena de Indias en 2008. En este vídeo, el del espionaje político al entonces vicepresidente madrileño, les vimos llevar unas sospechosas bolsas.

Se investiga si compró la empresa brasileña Emissao, por cinco veces su valor, y solo sería la última de las grandes compraventas sospechosas que sirvieron para quedarse con el dinero que se pagaba de más.

Aprovechando la ausencia de control, la filial del Canal se habría adjudicado contratos en Brasil, Colombia, Panamá, o República Dominicana, incluso en Haití, tras el terremoto de 2010, donde, según El Confidencial obtuvieron la financiación de la Agencia de cooperación para realizar obnras relacionadas con el tratamiento de aguas en las que también se desviaron fondos.

El clásico: mordidas a cambio de contratos, además paralelamente en Madrid, con las empresas que dirigen otros de los detenidos, el hermano y el cuñado de González, por ejemplo la que se llevó la explotación del campo de golf del Canal.

El círculo se cerraría con su mujer Lourdes Cavero, investigada pero no detenida, dueña de una empresa de subastas que habría servido para blanquear el dinero.