Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En libertad el hombre que vendía camisetas con emblemas yihadistas

Ropa yihadistacuatro.com

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha dejado en libertad, aunque con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado y la prohibición de salir de España, al hombre detenido por la Policía Nacional en Narón (A Coruña) por vender 'online' ropa con emblemas yihadistas.

El comerciante, del que no ha trascendido su identidad, ha sido acusado formalmente de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo y se le ha confiscado el pasaporte, han informado fuentes jurídicas, que añaden que en su establecimiento se vendían también prendas con otro tipo de diseños y que de las que mostraban atentados no había vendido ninguna.
El arrestado contaba con una tienda online desde la que distribuía por España y en Portugal camisetas con imágenes de atentados cometidos por DAESH, así como otras prendas de ropa con los emblemas de este grupo terrorista y el de la organización Harakat Sham al Islam. Entre las prendas que ofertaba había camisetas, pantalones, bolsos e incluso 'bodies' de bebé.
Tras la detención, los agentes procedieron al registro del domicilio y del establecimiento ndícomercial. El hombre tenía una intensa actividad en las redes sociales en las que publicitaba y difundía mensajes radicales de varias organizaciones terroristas y alimentaba entre sus seguidores y simpatizantes actitudes de odio y violencia.
Según los investigadores, estos mensajes podrían incitar a cometer actos terroristas. A través de la red, el arrestado exponía un ideario en el que justificaba el odio y la crueldad, elementos comunes de las organizaciones a las que enaltecía.
En su perfil de Facebook llegó a publicar una imagen previa a la ejecución del cooperante y voluntario británico Alan Henning, acompañado por su verdugo y por la bandera del autoproclamado Estado Islámico (DAESH).