Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El desencuentro por la fallida reunión sobre el pacto de investidura en Madrid tensa las relaciones entre Cs y Cifuentes

Cifuentes habla de que las relaciones tienen "sus altibajos" y Aguado exponía a primeros de junio que se habían "complicado"
El Gobierno regional y Ciudadanos han protagonizado este jueves un desencuentro a cuenta de la ausencia de la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, a la reunión de seguimiento sobre el pacto de investidura, un episodio que tensa más las relaciones entre ambas formaciones.
Las relaciones entre ambas formaciones se han resentido en las últimas fechas, sobre todo a cuenta de la comparecencia de Cifuentes en la comisión de investigación sobre corrupción política tras los informes de la Unidad Central Operativa (UCO) por la adjudicación del contrato de cafetería de la Asamblea al grupo Cantoblanco durante la etapa de la presidenta regional como vicepresidenta primera de la cámara autonómica.
Entonces, desde el Gobierno regional exponían que la comparecencia se debía a la actitud del "tripartito de la oposición" cuando la Audiencia Nacional no tomó ninguna decisión judicial que afectara a Cifuentes, pese a que estos investigadores del Instituto Armado proponían investigarla.
Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, trasladó posteriormente a la presidenta que si no estaba de acuerdo con la actitud "contundente" de su formación a la hora de exigirle explicaciones por el informe de la UCO, que podía buscar apoyo en otros grupos parlamentarios.
Desde entonces, la relación entre ambas formaciones no atraviesa su mejor momento y esta circunstancia se ha evidenciado este jueves, cuando Aguado, y el portavoz adjunto, César Zafra, han decidido abandonar la reunión que tenían convocada para hacer un seguimiento del acuerdo de investidura, después de que la presidenta madrileña no haya acudido al encuentro.
Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha señalado que no sería " muy maduro" que el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, se levantara de la reunión convocada hoy pues entiende, además, que lo importante es el "acuerdo de investidura" y no las "fotos".
Así lo indicaba tras haber acudido a la toma de posesión del nuevo rector de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) cuando a la misma hora estaba prevista la reunión de seguimiento con Ciudadanos. Al respecto, la presidenta justificaba su presencia en la toma de posesión porque era el día "más importante" para esta universidad y no asistir sería una "descortesía" para con esta institución cuando precisamente quería transmitir "apoyo" a la universidad.
"Es fundamental dar respaldo a los rectores porque hemos recuperado el cauce de diálogo y mi relación con las universidades es básica", ha señalado Cifuentes.
Preguntada sobre si esperaba un verano 'caliente' con la formación naranja tras la polémica, Cifuentes indicaba que las "relaciones personales y políticas" tienen sus "altibajos" y subrayaba que lo importante no eran "las fotos ni las personas", sino los acuerdos, subrayando que el grado de ejecución de los diferentes puntos del pacto de investidura alcanzaba el 96 por ciento.
La propia Cifuentes comentaba que "no sería muy maduro" que Ciudadanos optara por abandonar la reunión por su ausencia y justificaba que el Gobierno regional estaba representado a un "muy alto nivel". Finalmente, comentaba que le gustaría que las relaciones fueran "lo mejor posible" pero añadía que eso "siempre es cosa de dos, no de uno".
Por su parte y al día siguiente de la comparecencia de Cifuentes en la comisión de investigación, Aguado comentaba en un acto que la presidenta regional había "perdido" los papeles" y comentaba que su relación con el Gobierno y el PP se había "complicado" tras los últimos acontecimientos.
El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea entendía que Cifuentes se había tomado "como algo personal" y una "afrenta" la petición de explicaciones que había reclamado su grupo y le instaba a "mantener la calma". "No pasa nada por comparecer en la comisión", añadía para descartar que esta situación afectara al pacto de investidura.
Precisamente hoy, Ciudadanos ha subrayado que mantendrá el acuerdo de investidura con el Gobierno de Cristina Cifuentes y que estaba abierto a celebrar más reuniones de seguimiento con el Ejecutivo autonómico pese al encuentro fallido de este jueves, pero seguirá siendo "duro" en su labor fiscalizadora como oposición, han informado a Europa Press fuentes de la formación naranja.
Además, pese a esta situación tensa entre ambas partes, Ciudadanos decidió no apoyar la moción de censura que presentó el Grupo Parlamentario de Podemos contra Cristina Cifuentes el pasado 8 de junio, pocos días después de la comisión de investigación.