Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En 2016 se desarticuló en Ceuta la tercera célula yihadista en dos años con planes de atentar en España

Zoido y Cospedal presentan un informe sobre los 204 desplazados, los 13 etarras detenidos y los 12 españoles heridos en el último año
Los ministros del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la de Defensa, María Dolores de Cospedal, han presentado este jueves el 'Balance del terrorismo en España 2016', que destaca la importancia de la prevención policial después de que en el último año se lograra desarticular a la tercera célula yihadista con planes de atentar en España.
El dato aparece entre otras cifras publicadas en el tercer número de 'Cuadernos del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo', que se ha presentado en la sede del Ministerio del Interior. Al término de 2016, había 204 estadistas desplazados desde este país a zonas de conflicto, de los que 30 habrían retornado, y se había detenido a 13 miembros de ETA. Ningún español murió víctima de ningún atentado, aunque doce resultaron heridos en Bruselas, Nueva York y Berlín.
El director del Centro Memorial, Florencio Domínguez, ha destacado la importancia de la prevención policial frente al yihadismo al recordar que en el último año se desarticuló en Ceuta una célula que se ocupaba de realizar captaciones de terroristas potenciales con el fin de preparar atentados tanto en España como en Marruecos.
"No era la primera célula de estas características, ya que en enero de 2015 se había desmantelado otro grupo, también en Ceuta, con similares propósitos. En noviembre del mismo año se había descubierto otro núcleo terrorista, en esta ocasión en Madrid, que también pretendía hacer atentados en España", asegura dicho informe en su página 18.
Florencio Domínguez ha puesto en valor "las lecciones aprendidas" tras el atentado del 11 de marzo de 2004, la mayor tragedia en suelo europeo. En este sentido, ha señalado que sólo en 2016 se detuvieron a 69 sospechosos vinculados al terrorismo yihadista, la segunda cifra más alta de la última década.
Tanto Zoido como Cospedal han defendido que el Estado de Derecho no se doblegará frente a la amenaza yihadista, lanzando también un mensaje a ETA: "No hay ningún cambio posible ni cabe negociación alguna que no sea el cumplimiento escrupuloso de la ley".
(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))