Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez deniega la medida cautelar de suspensión del cambio de las calles en Oviedo por la ley de memoria histórica

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Oviedo ha denegado la medida cautelar solicitada por la Hermandad de Defensores de Oviedo para que se suspendiese el cambio de nombres de las calles en Oviedo, en aplicación de la Ley de memoria histórica.
La Hermandad de Defensores de Oviedo solicitó a este juzgado la suspensión cautelar de ejecución del acto administrativo aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo en diciembre de 2016 para cambiar 25 calles de la ciudad con referencias franquistas.
La asociación franquista expuso que los cambios de las calles provocarían graves perjuicios de imposible o de difícil reparación y con importantes costes para el erario público, ya que el cambio de nombre de las vías no se limita solo al rótulo sino a los gastos a los vecinos, profesionales, comerciantes, obligados a hacer nueva papelería, rotulación, plano del callejero, desorientación vecinal, y modificaciones registrales.
El juzgado entiende que este argumento de situaciones de perjuicio que ahora presenta la Hermandad de Defensores de Oviedo, provocadas por los cambios de las calles se darían también en el caso de que el Ayuntamiento, una vez ya cambiadas, tuviera que volver a restituir los nombres anteriores.
Respecto a la apariencia de buen derecho en que afirma sustentarse la medida cautelar, debe tenerse en cuenta que la doctrina sobre el 'fumus boni iuris' requiere una prudente aplicación para no prejuzgar, al resolver el incidente de medidas cautelares, la decisión del pleito, pues, de lo contrario, se quebrantaría el derecho fundamental al proceso con las debidas garantías de contradicción y prueba.
Dado que existen otros recursos sobre esta misma materia que se sustancian en otros Juzgados, está en trámite su acumulación ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 6 por ser el Juzgado al que se repartió el primero de ellos.