Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 70,5 por ciento de los delegados aprueban la nueva Comisión Ejecutiva del PSOE

El 70,5 por ciento de los delegados aprueban la nueva Comisión Ejecutiva del PSOEEFE

El 70,5 por ciento de los delegados que han asistido al 39 Congreso Federal del PSOE han votado a favor de la Ejecutiva que había propuesto Pedro Sánchez.

La nueva Comisión Ejecutiva del partido ha sido respaldada por 674 de los 1004 delegados que han tenido derecho a voto en el Congreso. El resto de los votos se han dividido entre 274 en blanco y 8 nulos.
Además de la nueva Ejecutiva, también se ha votado a los nuevos miembros del Comité Federal, lista que ha sido aprobada por un 70 por ciento de los delegados. Mientras, la Comisión federal de ética y garantías ha sido respaldada por el 73,43 por ciento de los socialistas con derecho a voto en el 39 Congreso Federal del partido.
En el primer discurso de Pedro Sánchez como nuevo secretario general del PSOE ha querido dar las gracias a diferentes colectivos, pero sobre todo ha querido agradecer a los militantes porque "cuando parecía que habíamos olvidado quienes eramos, vosotros os levantasteis para recordarlo. Somos el PSOE, y la izquierda y España nos necesita".
Además, ha querido explicar que aunque "un nuevo PSOE se abre paso, es el PSOE de siempre, un partido que nunca tuvo miedo al cambio y siempre lo lideró, y lo vamos a hacer una tercera vez ganando las elecciones y gobernando este país".
En el mitin de cierre del 39 Congreso del PSOE, Sánchez ha también se ha dirigido a quienes participaron en el 15-M, a los que ha dicho que la demanda de regeneración que hicieron será satisfecha por los socialistas y que son estos los que sí les representan. Pero también les ha dicho que el PSOE es la izquierda de gobierno, que hace las cosas "de manera seria y serena".
Sánchez ha relatado que va a asumir tres compromisos. El primero de ellos será el de "hablar con el resto de fuerzas del cambio, respetando la autonomía de cada partido"; además, como "el Partido Popular ha perdido la mayoría absoluta, existe una oportunidad de entendernos semanalmente con el resto de fuerzas para derogar las políticas del PP"; y por último, ha asegurado que "para eso no hay que esperar mucho, y durante las próximas semanas vamos a crear un espacio de coordinación parlamentaria con el resto de fuerzas parlamentaria del cambio para empezar a desmantelar la acción legislativa del gobierno del PP y empezar a construir una alternativa parlamentaria en el congreso".