Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un delator de la trama insinúa que Correa sabía que era grabado porque su propia novia le dejó por él

El exconcejal del Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) Juan José Moreno ha insinuado este viernes ante el tribunal que le juzga junto a otras 36 personas por la primera época de actividades de la red Gürtel (1999-2005) que es probable que Francisco Correa conociera que él y José Luis Peñas -denunciante de la trama ante la Fiscalía- le estaban grabando porque de este asunto era conocedora su novia, la secretaria del partido Corporación Majadahonda (CMA), quien tras cinco años de relación y "de un día para otro" le abandonó por el cabecilla de la trama.
Según ha revelado a preguntas de su abogada, Helena Echeverri, la que secretaria del CMA --partido que Moreno fundó junto al también exconcejal de este municipio madrileño José Luis Peñas-- rompió la relación sentimental y salio de su vida de forma sorpresiva para empezar otra con Correa.
La revelación de este asunto amoroso, que en principio puede parecer que tiene poca importancia para aclarar la actividad de la trama presuntamente corrupta, alcanza cierto interés dado que Moreno también ha asegurado que Migallón era conocedora de que estaban grabando a Correa para después denunciarle.
Moreno ha constatado que tras divorciarse de su primera mujer, y una vez fundado CMA, comenzó una relación sentimental con Migallón. La letrada le ha preguntado si ésta era sabedora de que Peñas y él habían comenzado a grabarle en 2005 después de escuchar una conversación telefónica entre el presunto 'cabecilla' de la trama con el exedil de Arganda del Rey (Madrid) Benjamín Martín Vasco, a lo que ha contestado afirmativamente.
Tras ello, la abogada ha preguntado a Moreno --para quien la Fiscalía pide 24 años y dos meses de prisión--si sabía quién fue la siguiente pareja de Migallón tras romper su relación con el exconcejal, algo que no se había "dicho nunca". Moreno ha asegurado que fue Correa, dando a entender que el empresario se enteró de que estaba siendo grabado a través de ella.
La secretaria le abandonó tras unos cinco años de relación y Moreno ha asegurado que se quedó "tocado" porque la salida de lucía de su "vida" ocurrió "de un día para otro y sin decir nada, sin decir ni pío". Antes de que ocurriera todo esto, el exconcejal había abandonado Majadahonda para montar en Extremadura una granja de gansos.
La defensa de Correa ha protestado ante el tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargado de enjuiciar esta causa, por poner de manifiesto durante el juicio temas personales, los cuales consideran que no tienen que ver con el procedimiento. Según esta parte, Correa niega tal relación con la secretaria del CMA.
OPERACIONES INMOBILIARIAS DE NARCISO DE FOXÁ
En otro momento de su declaración, a preguntas de la Fiscalía, el exconcejal ha señalado que tras salida de Guillermo Ortega de la alcaldía, ni él ni Peñas eran partidarios de que el actual alcalde de la localidad madrileña, Narciso de Foxá --persona de confianza del exalcalde Ricardo Romero de Tejada--, fuese el sucesor.
Para ello, ha dicho que presentaron documentación para denunciar y probar las operaciones inmobiliarias supuestamente irregulares relacionadas con Foxá y con la empresa pública que el ahora responsable del Ayuntamiento controlaba, Patrimonio Municipal de Majadahonda SA (PAMMASA), de las que ya había alertado Ortega anteriormente a la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre.
Moreno ha vuelto a recordar la reunión que mantuvieron él y el también exconcejal de Majadahonda y denunciante de la trama, José Luis Peñas, con el exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados, en la que les explicó que a Ortega "le cortaron la mano" porque se había quedado con el dinero que los ayuntamientos debían acercar hasta 'Génova' --sede del PP madrileño y nacional-- relacionados con los contratos municipales.
EL ALCALDE "ORTEGA", UNA MARIONETA
Este jueves, Moreno ya hizo referencia a que Ortega fue colocado en la alcaldía como una "marioneta" y que determinados cargos del PP de Madrid, entre los que se encontraba Granados, no querían "perder el control" sobre determinadas operaciones inmobiliarias y, sobre todo, sobre las comisiones que se obtenían a cambio.
Moreno ha recalcado que en este momento tanto él como Peñas estaban en "entredicho" por culpa de Ortega, debido a que se conocía que su cese como alcalde estaba vinculado a sus actividades irregulares . "No puede ser que ahora tú te vayas como un golfo y que nosotros quedemos como golfos", ha afirmado.
Asimismo, ha afirmado que Correa "puso mucho interés" en que saliese la formación del partido político Corporación Majadahonda (CMA), fundado por Moreno y Peñas, para presentarse a las siguientes elecciones, después de que en 2005 ambos fuesen expulsados del PP. Según ha dicho, el empresario estaba decepcionado cuando se enteró que Ortega había "dejado dinero a deber".
INSISTENCIA EN LA CUENTAS DEL AYUNTAMIENTO
La fiscal Concepción Nicolás ha insistido en preguntarle sobre el funcionamiento de la cuenta denominada 'Caja Fija', sobre la que Moreno ha reiterado que era un método de "pagos inmediatos" que tenía disponible cada concejalía, fijado por los presupuestos anuales del Ayuntamiento de Majadahonda, y que estaba controlado por los ediles y un interventor.
Asimismo ha explicado que no sabe por qué aparece en los apuntes de la cuenta 'Gabinete', 'Willy' , ni en la 'contabilidad B' de Correa. Ha reconocido viajes contratados con la agencia de viajes vinculada a la trama, Pasadena Viajes, y ha subrayado que los pagó él mismo. Ha achacado la contratación de estos desplazamientos con esta empresa a que Rodríguez Quijano les informó de que su entonces marido era propietario de ésta: "Era más fácil para nosotros", ha añadido.
También ha sido cuestionado por la implantación de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) y ha repetido que él no participó en este proyecto porque se inició con anterioridad a su llegada al consistorio y que lo conocía como "mero de espectador".
A pesar de esto, la representante del Ministerio Público le ha mostrado varios correos enviados en 2003 y 2004 sobre diseño y facturación de servicios por parte de la administradora de algunas de las empresas de Correa, Isabel Jordán, al exconcejal en los que, según Nicolás, se puede apreciar un tono cercano entre ambos.
Moreno ha asegurado que él, como concejal, no tenía capacidad de contratar, sino de "proponer" las contrataciones y que esa potestad la ostentaba los departamentos de Intervención o Tesorería. Todo ello, siempre en conocimiento del gabinete de Comunicación dirigida por la exmujer de Correa, Carmen Rodríguez Quijano, ha apuntado Moreno, a lo que la fiscal le ha recordado que este jueves aseguró que ésta no podía hacer contrataciones.