Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La defensa del padre de Nadia afirma que no hay nada que ponga en duda su paternidad

La madre de la niña se traslada a Mallorca, a siete kilómetros de donde vive la menor
El abogado de los padres de Nadia Nerea, la niña de una enfermedad rara cuyos progenitores están siendo investigados por presunta estafa en la recaudación de fondos para un tratamiento médico, ha asegurado este lunes que no hay nada que ponga en duda la paternidad de la pequeña, respondiendo así a la decisión del juez de pedir su certificado de nacimiento.
"No hay nada que deba poner en duda la paternidad y no lo veo necesario, lo que debería procurar (el juez) es verificar el tema de los profesionales con los que el padre ha estado estos años y de los que el padre dice saber quiénes son y dónde están para exigir atestado de estas terapias alternativas", ha afirmado en declaraciones a Europa Press el letrado Alberto Martín.
El magistrado de Instrucción 1 de La Seu d'Urgell (Lleida), que investiga el caso, además del certificado de nacimiento ha pedido información al centro escolar donde asistía la menor en Organya sobre las faltas de asistencia.
El juez también ha citado a declarar como testigos a dos profesionales del centro educativo y ha pedido al médico forense que informe sobre el estado de salud de la niña una vez revisada la información aportada.
El juez, que el viernes acordó prisión provisional comunicada y sin fianza para el padre de Nadia, Fernando Blanco, y decidió dejar en libertad con cargos a la madre, Marga Garau --con suspensión de la patria potestad de la niña-- ha pedido también relación de hospedajes en Francia de los dos investigados en los últimos 5 años.
La niña ya vive en Palma de Mallorca con su tía y la madre también se ha trasladado a la isla, según ha explicado su abogado: "Se ha trasladado a Santa María del Camí, a siete kilómetros de donde está la niña con su madrina y tía".