Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez acuerda prisión incondicional para Miguel Blesa

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha abandonado sobre las ocho y media de la tarde de este miércoles los Juzgados de Plaza de Castilla para ser conducido a prisión. Horas antes, el titular del Juzgado de Instrucción de Madrid número 9, Elpidio José Silva, acordaba su ingreso incondicional -no eludible bajo fianza- por varios delitos societarios, falsedad y posible apropiación indebida relacionados con la compra del City National Bank de Miami de Florida en abril de 2010. Su abugado, Carlos Aguilar, considera que en el auto de prisión del juez "hay animadversión falta de imparcialidad y extraordinaria dureza".

El juez ha comunicado su decisión 'in voce' al propio Blesa y a las demás partes presentes en la vistilla celebrada tras las caso tres horas que ha durado la declaración del exbanquero, argumentando además las razones de su decisión, según han apuntado fuentes jurídicas.
Pese a haberlo pedido la acusacion popular, ejercida por Manos Limpias, el juez Silva no ha decretado medida cautelar alguna contra el exdirector financiero de la entidad, Ildefonso Sánchez Barcoj. La decisión se ha adoptado en contra de la Fiscalía.
Eludir el control de la comunidad
Según las diferentes fuentes consultadas, a lo largo de su argumentación 'in voce' el juez Silva habría señalado que la irregularidad de la operación sería que ésta se "troceó" -se compró primero el 87 por ciento del banco y más tarde el 13 por ciento- con el fin de eludir el control de la Comunidad de Madrid. De este modo se habría eludido superar el límite de compromiso del cinco por ciento de los recursos propios de la entidad.
Los interrogatorios han versado sobre el contenido de unos mails aportados por la Guardia Civil que se intercambiaron ambos imputados con anterioridad a la operación, que costó a la entidad más de 1.000 millones de euros.
Según el abogado de la acusación, Luis Pineda, en los citados mails Blesa habría advertido a Bartoj de una noticia publicada en el diario El Economista en la que se advertía de un fracaso de la operación debido a la fluctuación del dólar.
El exdirector financiero le habría contestado que eso no era motivo de preocupación, dado que contaban con un seguro de cambio que les permitía afrontar con holgura esta operación, otra relacionada con la compra de la inmobiliaria mexicana Su Casita y "cien millones de euros más".
Además, según las mismas fuentes, Caja Madrid se habría provisionado de 400 millones de euros más para asegurar esta operación a lo que habría que añadir el hacerse cargo de otros 100 millones en "créditos fallidos" del Banco norteamericano. Según fuentes de la defensa, la operación se realizó sin ningún descuadre de fodos y para llevarla a cabo no se precisaba permiso de la Comunidad de Madrid.
Para la defensa de Blesa, la decisión adoptada por el juez Elpidio José Silva es "inaceptable" al encontrarse recusado, si bien este incidente no ha sido tramitado. De hecho, el propio magistrado se encuentra apartado de otra de las piezas de la causa, la que investiga la concesión de un crédito de 26 millones al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz-Ferrán.
"Encarnizamiento"
A las 18.00 horas el juez se encontraba redactando el auto, necesario para el ingreso en prisión del exbanquero, una decisión que en el entorno de Blesa es considerada un "encarnizamiento", al no existir riesgo de fuga, haber prestado ya fianza de dos millones y medio de euro y no haber peligro de manipulación de pruebas.
Silva ya ordenó el ingreso de Blesa en la prisión de Soto del Real el 16 de mayo, que abandonó a las 24 horas tras depositar una fianza de 2,5 millones de euros.
El pasado 31 de mayo, el juez Elpidio José Silva dejó temporalmente la investigación del crédito que Caja Madrid concedió al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán a la espera de que la Audiencia Provincial de Madrid resuelva finalmente sobre su recusación, presentada por los abogados de Blesa. Por la pieza del Banco de Florida también estaría recusado, si bien esta petición aun no se ha tramitado.
El juez Silva investiga el préstamo por valor de 26,6 millones de euros que la caja de ahorros otorgó a Díaz Ferrán cuando era consejero en 2008, así como la compra del City National Bank de Florida en abril de 2010. La defensa de Blesa ha recusado al juez porque no le considera imparcial.
Críticas del abogado de Blesa
En declaraciones a los medios a la salida del juzgados de Plaza de Castilla, el abogado de Miguel Blesa, Carlos Aguilar, ha sostenido que no sabe qué es lo que motivó que su cliente vuelva a prisión. "Hay animadversión, hay prejuicio y no existe apariencia de imparcialidad, no existe lo que se requiere para llevar esta causa", ha dicho sobre el juez.
"No sé cuál es la causa, sé cuál es el resultado y es de extraordinaria dureza", ha añadido. El pasado 22 de mayo, el abogado de Blesa solicitó la recusación de Elpidio José Silva después de que, cinco días antes, ordenara el ingreso en prisión de su cliente. El expresidente de Caja Madrid salió entonces de prisión tras pagar la fianza de 2,5 millones de euros.