Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López: un debate para rescatar al PSOE

Los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE, Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, ya están en la sede del PSOE en la madrileña calle de Ferraz. Han llegado minutos antes de las doce del mediodía para preparar con sus equipos respectivos los últimos detalles del único debate a tres que se celebrará en este proceso de primarias para elegir al que será el nuevo secretario general de los socialistas. Rodeados de afiliados y simpatizantes, Susana Díaz y Pedro Sánchez han sido los primeros en llegar mientras que Patxi López ha sido el último y en un ambiente bastante más frío.

A pesar de que la tensión entre las candidaturas de Sánchez y Díaz es elevada, desde sus equipos se asegura que quieren un debate sosegado, "de guante blanco, en palabras del madrileño, en el que se hable del proyecto y no de las cuitas internas.
Sin embargo, los 'pedristas' dan por seguro que su candidato pondrá encima de la mesa la abstención al líder del PP, una decisión que cuestiona porque dice que ha dejado al PSOE "en tierra de nadie" y en la que asienta su marcha de la Secretaría General.
En el momento que este asunto salga al debate, la presidenta andaluza volverá a defender que los hechos, a su juicio, fueron otros. Insistirá, como ha hecho en las entrevistas que ha dado estos días, en que Sánchez no fue "derrocado", sino que perdió una votación en el Comité Federal.
Pese a lo crispado de los ánimos, los equipos insisten en que será un debate "entre compañeros" y no se perderá el bueno tono, aunque también algunos socialistas, admiten que los militantes de cada uno de los sectores quieren que en este debate se deje muy claro el relato de estos meses que cada uno defiende.
Otros temas que pueden causar fricción entre los candidatos es el de las relaciones con Podemos y la política territorial. En ambos asuntos, Sánchez ha matizado sus posiciones en los últimos meses, unos cambios que Díaz utiliza para defender que ella no da "vaivenes".
Desde que dejó la Secretaría General, Sánchez ha defendido el entendimiento con Podemos y así lo reflejó en la primera versión de su proyecto, asegurando que buscaría una "gran alianza de progreso", pero su programa definitivo lo ha matizado. Según ha explicado su equipo, la militancia no recibió bien este acercamiento al partido morado.
Es previsible que Díaz haga hincapié en la autonomía del PSOE, además de en la defensa de su modelo territorial, frente al reconocimiento de la España "plurinacional" que propugna Sánchez.
El debate, que moderará la periodista Carmen de Riego, comenzará a las 12.15 con una introducción de un minuto de cada uno de los aspirantes: empezará Díaz y le seguirán Sánchez y López. Después, empezará el primero de los tres bloques que lo vertebrarán: el político. Como el resto, durará un total de 27 minutos, con nueve minutos para cada uno de los tres. En este caso, empezará Sánchez y después hablarán López y Díaz.
Después del bloque político vendrá el económico-social (Díaz-Sánchez-López) y, después de una pausa, entrarán a debatir sobre el modelo de partido (López-Díaz-Sánchez). Patxi López ha intentado convencer a sus compañeros de la conveniencia de hacer dos debates y que este último tema centrara uno de ellos, ya que considera que es un asunto trascendental para las bases.
El encuentro terminará con un 'minuto de oro', en el que los candidatos pedirán el voto, y que empezará Díaz, seguirá con López y cerrará con Sánchez.
A la sala Ramón Rubial, donde tendrá lugar el debate, podrán acceder siete personas de cada uno de los equipos. En esta ocasión, a diferencia de 2014, no habrá militantes. Entonces, cada una de las candidaturas designó a 33 afiliados que pudieron plantear preguntas, pero se considera que ese modelo no funcionó.
Los tres equipos aseguran que sus candidatos están muy preparados para esta cita. Los 'pedristas' sostienen que su aspirante es el que más debates ha hecho y aseguran que simplemente con ir "con la verdad por delante" y sus propuestas, se impondrá en este encuentro.
El domingo ha descargado su apretada agenda para terminar de preparar el debate con sus colaboradores --que como en otras ocasiones ha trabajado con fichas temáticas-- y descansar antes de afrontar esta jornada.
Susana Díaz tiene un acto en Toledo el domingo por la mañana pero aprovechará la tarde para terminar de prepararlo también, como hará Patxi López, que tiene un mitin por la mañana en Alcalá de Henerares (Madrid). Sus equipos también confían en que sus candidatos tienen argumentos para llevarlo a su terreno.
En lo que no hay unamidad en el PSOE es en la interpretación de la movilización que puede tener un debate que algunos ven "decisivo" en la recta final de una campaña que aparece muy ajustada entre dos candidatos. Sin embargo, otros sostienen que las posturas están ya muy "cristalizadas" y es difícil que se muevan muchos votos. El resultado definitivo de esta carrera se verá el próximo 21 de mayo.