Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se cumplen 25 años del atentado más sangriento de la historia de ETA

imagen de archivo del atentado de Hipercorcuatro.com

La banda terrorista ETA mató a 21 personas e hirió a otras 25 en el Hipercor de Barcelona

Fernández Díaz dice que ETA sigue reclutando y cree que llevar armas "no es propio" de quien abandona la violencia

Patxi López y Rodolfo Ares asisten al homenaje organizado por la Acvot en Barcelona

Era el 19 de junio de 1987 cuando ETA colocó un coche cargado de explosivos en el Hipercor de Barcelona. Mató a 21 personas e hirió a otras 45. Los cuatro autores del atentado más sangrieto de la historia de la banda terrorista, 'Santi Potros', Rafael Caride Simón, Domingo Troitiño Arranz y Josefa Ernaga Esnoz, cumplen 790 años de cárcel. Hoy, cuando se cumplen 25 años de aquel horrible día, la banda ha renunciado a su actividad armada tras 51 años de terror.
Fue el atentado más sangrieto de ETA. El 19 de junio de 1987 la banda colocó un coche cargado de explosivos en el parking del centro comercial ubicado en la avenida Meridiana de Barcelona, y pese a dar varios avisos, la bomba estalló matando a 21 personas.
Otras 45 personas resultaron heridas.
Los autores del atentado, el exdirigente etarra Santiago Arróspide Sarasola, 'Santi Potros', como ideólogo, el jefe del comando Barcelona, Rafael Caride Simón, y los dos etarras Domingo Troitiño Arranz y Josefa Ernaga Esnoz, cumplen una condena de 790 años por este atentado.
Hoy el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, presidirá el acto central en Barcelona del XXV aniversario del atentado de Hipercor, el más sangriento en la historia de la banda, en el que se entregarán varias condecoraciones a las víctimas del terrorismo en Cataluña.
Antes, en una entrevista en TV3, el ministro ha afirmado que "no es propio de una organización que ha decidido dejar definitivamente su actividad y que mantiene una estructura en la clandestinidad viajar de esta manera, con explosivos, documentación falsa y pistolas".
Se ha referido así a las últimas detenciones de presuntos miembros de la banda terrorista, y ha insistido en que ETA sigue reclutando tal y como también afirman Interpol y las autoridades francesas.
Ha explicado que los últimos etarras detenidos en el suroeste de Francia, Oroitz Gurruchaga y Javier Aramburu, iban armados, llevaban placas de matriculación falsa y documentación falsa, así como elementos para hacer explosivos y pistolas.
"Algunos dicen que su actividad es simplemente para mantener su estructura en la clandestinidad, mientras no se disuelven, y a medida que se producen detenciones y caídas esta estructura va disminuyendo cada vez más, y que necesitan reclutar no para cometer atentados sino para mantener operativa su estructura logística", ha indicado el ministro, aunque para él no es propio de una banda que abandona su actividad el llevar armas.    
Al acto de de homenaje asistirán además del ministro del Interior, la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna; el subsecretario del Ministerio de Interior, Luis Aguilera; la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, y el consejero de Interior, Felip Puig, en representación de la Generalitat, entre otras autoridades.
Asimismo, el lehendakari, Patxi López, y el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, participarán este martes por la tarde en el homenaje organizado por la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot) en el monumento a las víctimas del terrorismo de la avenida Meridiana, cerca del centro comercial donde tuvo lugar la matanza.
Está previsto que asistan, además del presidente de la Acvot, José Vargas, la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el subdelegado del Gobierno en Barcelona, Emilio Ablanedo, entre otras autoridades.
Este aniversario se cumple cuando la banda ha renunciado a su actividad armada de forma definitiva, tras 51 años de existencia y después de haber cometido un total de 857 asesinatos a lo largo de su historia.