Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas cree que el juicio por el 9N es "una venganza"

Cree que el PDeCAT se ha mojado más que ERC en el proceso: "No nos hemos quedado en titulares"
El expresidente de la Generalitat Artur Mas considera que el juicio por el 9N que le sentará en el banquillo junto a las exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsellera Irene Rigau es "una venganza".
En una entrevista en el diario 'El Punt Avui' recogida por Europa Press, ha asegurado que no hay ninguna base legal para culparles por el 9N, y ha lamentado que el juicio "es un montaje organizado por la Fiscalía General del Estado, que quiere decir el Gobierno español".
Preguntado por si la independencia de Cataluña tiene apoyos internacionales, ha señalado: "Tenemos que separar interés y apoyo. Hay mucho interés, mucho; apoyo no hay tanto, o poco. Pero que no haya apoyo no quiere decir que haya hostilidad".
"NOS PERSIGUEN POR NUESTRAS IDEAS"
Sobre la movilización convocada coincidiendo con el inicio del juicio, ha considerado que es lógico que el soberanismo aproveche la ocasión para manifestarse: "Porque ese es un mensaje al mundo: nos persiguen por nuestras ideas".
Mas ha celebrado que la CUP vaya a aprobar los Presupuestos de la Generalitat, y ha dicho que intuía que el partido "no podía fallar dos veces seguidas.
Respecto a la 'operación diálogo', ha opinado que aunque la soberanía no se cambia por cuatro inversiones, aceptarían propuestas: "Que las ofrecen? Diremos que sí. Y si nos quieren mejorar la financiación, también diremos que sí. Estamos en el marco español, aun".
De cara a las próximas elecciones catalanas, ha apuntado que habrá que ver si el PDeCAT obtiene reconocimiento por ser "el partido que más se la ha jugado", y ha añadido que ERC no se ha mojado tanto.
En ese sentido, ha subrayado que no hay cargos republicanos procesados: "Nosotros no nos hemos quedado en titulares y discursos, nos la hemos jugado hasta las últimas consecuencias", ha dicho.