Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ponencia coordinada por Casado reivindica la historia del PP y reclama que se acepte y se defienda

El PP pide reforzarse ideológicamente contra el populismo con un "discurso político claro" aunque sea "impopular"
El PP pide reforzarse "ideológicamente" contra el populismo con un "discurso político claro" que ofrezca soluciones a problemas "complejos" de una manera "directa y atractiva". "No tenemos que reconstruir nuestra historia, sino aceptarla y defenderla, con todos sus errores, pero también con todos sus éxitos", sostiene.
Así se recoge en la ponencia 'Europa y nuestro papel en el mundo' que se debatirá en el XVIII Congreso Nacional del PP y que ha coordinado el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado. En la redacción del texto han participado Ramón Luis Valcárcel, Pablo Zalba, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda.
En el texto señala que "la próxima batalla política e ideológica no será de izquierdas contra derechas" ni de "conservadores o liberales contra socialdemócratas" sino que será la batalla de la democracia representativa frente al populismo. "Nuestro partido debe decir y hace siempre lo correcto, aunque sea impopular. Reivindicando la política como arte de ofrecer respuestas para mejorar la vida de los ciudadanos", recalca.
"NO CABE CRUZARSE DE BRAZOS"
En la ponencia, que ha recogido Europa Press, el PP subraya que "no cabe cruzarse de brazos, esperando que el populismo vaya a diluirse en los efectos de la recuperación económica, ni esperar que naufraguen en sus propias contradicciones, especialmente al llegar al gobierno". "Es hora de retomar la iniciativa en defensa de la sociedad abierta", proclama, para añadir que "la mejor respuesta ante el populismo global es hacerlo innecesario".
El PP recalca que los populismos "no arreglan los problemas, los utilizan para llegar al poder y los empeoran". "Sólo desde el respeto al Estado de Derecho y a la defensa de la economía de mercado que garantice las prestaciones básicas del Estado Social, es posible proporcionar soluciones a una sociedad que busca certidumbres en un sistema plural, capaz de responder a sus necesidades", agrega.
HACER UN ESFUERZO POR ENTENDER "MÁS Y MEJOR" A LA GENTE
En la ponencia, el PP admite que tienen que hacer "un esfuerzo por entender más y mejor lo que la gente piensa, lo que la gente quiere y lo que la gente espera" del partido. A su entender, ese esfuerzo debe ser "especialmente intenso" con las generaciones más jóvenes.
"Y para esa batalla tenemos que reforzarnos ideológicamente con la fuerza que dan la razón y los hechos. No tenemos que reconstruir nuestra historia, sino aceptarla y defenderla, con todos sus errores, pero también con todos sus éxitos", manifiesta.
Recientemente, el expresidente José María Aznar defendió en un análisis de FAES --en repuesta a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría por cuestionar el recurso al Estatut catalán-- que la propuesta del diálogo con la Generalitat de Cataluña "no debería llevase al extremo de prescindir de una historia reciente en detrimento de las posiciones que el PP adoptó en su compromiso con la Constitución y de la movilización de sus militantes".
UN DISCURSO POLÍTICO CLARO
Según el PP, el populismo persigue acabar con los principios liberales clásicos como "la libertad de elección, la igualdad de oportunidades, la defensa de la propiedad privada, de la seguridad personal o del respeto a la familia".
A su juicio, "utilizan los métodos tradicionales de apelación a la lucha de clases, la supuesta superioridad moral y cultural, así como el ejercicio de la propaganda frente al tamiz que realizan los medios de comunicación libres e independientes, a los que atacan". "Al igual que a los disidentes en sus propias filas", apostilla.
Por ello, el PP reivindica un "discurso político claro para combatir" el populismo, proponiendo "soluciones a problemas complejos de una manera directa y atractiva". "Estaríamos profundamente equivocados si pensásemos que se puede luchar contra el populismo utilizando su misma retórica o asumiendo algunos de sus postulados. Lo único que conseguiríamos así sería fortalecerlo", advierte.
EL ASAMBLEARISMO FRENTE A LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA
El PP considera que los populistas "adolecen de un adanismo pueril que les hace autodenominarse como los verdaderos demócratas por enarbolar el asamblearismo frente a la democracia representativa". Sin embargo, subraya que en 2016 se ha evidenciado que los referendos "solo tienen éxito cuando son una consulta para refrendar acuerdos políticos que ya han logrado un alto grado de consenso entre las fuerzas políticas", mientras que los referendos sobre cuestiones que dividen a la sociedad "sólo sirven para agudizar esa división".
En la misma ponencia, los 'populares' sostienen que "la radicalización del nacionalismo es otra de las amenazas que se cierne sobre la Unión Europea y alguno de sus Estados".
"Frente al nacionalismo excluyente debemos potenciar un incluyente patriotismo, que es el sano amor por la nación en la que nacimos, en la que nuestros padres forjaron sus sueños. Y también hilvanar un discurso patriótico alternativo que, entendiendo la nación como un espacio de convivencia entre diversas identidades, construya un relato afectivo alrededor de las sociedades libres y las instituciones democráticas, capaz de neutralizar la cerrazón nostálgica y el reduccionista del populismo y el nacionalismo".
El PP dice que hoy en España no hay fuerzas políticas mayoritarias que "sean xenófobas o racistas, o marcadamente euroescépticas". "Europa debe evitar la aparición de populismos, nacionalismos y extremismos por su firme defensa de los valores que dan sentido a Europa y a Occidente. Son muchos los retos que vamos a afrontar en los próximos años, y eso exige gobiernos fuertes y con experiencia como el liderado por Mariano Rajoy", concluye.