Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los peritos concluyen que la estructura del Palau de la Música facilitó su expolio

Los peritos han concluido que la estructura del Palau de la Música, conformado por tres entidades --la Associació Orfeó Català, el Consorci del Palau y la Fundació Privada Orfeó Català--, facilitó el expolio por parte del que era su presidente, Fèlix Millet, y de su 'número dos', Jordi Montull.
"¿Cómo es posible que durante todos estos años --de la presidencia de Millet-- no se sospechara nada?", ha preguntado el fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled a los peritos en la sesión del juicio del caso Palau de este martes.
Han explicado que eran tres personas jurídicas con contabilidades diferentes: "El defecto es que la cúpula era la misma --Millet y Montull-- pero los auditores de cada una no podían acceder a las contabilidades de las otras entidades, y se encontraban con los pagos justificados con documentos sin detectar que eran falsos".
De estas tres entidades, dos eran privadas, la Associació y la Fundació, y una pública, el Consorci, que al principio estaba controlado por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación, pero desde 2002, en lugar de la institución provincial entró a formar parte el Instituto Nacional de la Artes Escénicas y de la Música (Inaem), del Ministerio de Cultura.
Como ejemplo de los movimientos entre las tres entidades para camuflar las irregularidades, los peritos han explicado que, para justificar una subvención de un millón de euros del Ministerio de Cultura al Consorci, aparentaron una compra inmobiliaria del Consorci a la Fundació al no tener activos suficientes.