Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

2015 llega cargado de citas electorales

Arranca un nuevo año y con él se pone en marcha la maquinaria para una larga carrera electoral. La meta a finales de año, con las generales. Pero antes la primera etapa, será en mayo, cita con las urnas para las autonómicas y municipales. Hace cuatro años el PP pintó el mapa de azul. El PSOE sólo alcanzó la victoria en Asturias, elecciones anticipadas mediante, tras la dimisión de Álvarez Cascos. El año que viene veremos si el mapa cambia de color. No lo hará en Andalucía, el País Vasco o Galicia. Este año no toca. Una de las grandes incógnitas será Cataluña. Tras la consulta del 9N la hoja de ruta de Artur Mas pasa por la creación de una lista única del independentismo y elecciones plebiscitarias anticipadas. ERC quiere elecciones ya. En los próximos meses sabremos si en 2015 volverán a votar los catalanes. Madrid es otra incógnita. Arranca el año, arranca la campaña y el PP no ha decidido aún los candidatos. Ignacio González quiere repetir en la Comunidad y Esperanza Aguirre se ha ofrecido para sustituir a Ana Botella en la Alcaldía. Tampoco tiene asegurado el puesto de candidato el socialista Tomás Gómez. Feudo popular por excelencia, Valencia es otra de las incógnitas del PP. Fabra quiere repetir. Rajoy tiene sus tiempos, el PP decidirá en su momento, como decidirá también si repite Monago en Extremadura, tocado por la polémica de sus viajes a Canarias. Pasada la etapa de mayo sprint electoral hasta las generales. Rajoy será el candidato del PP a la presidencia. Las cosas claras en la candidatura del PP, no tanto en el PSOE. Pedro Sánchez tendrá que agarrarse a los resultados de las autonómicas. Uno bueno lo afianzará como candidato, uno malo podría descolgarlo y acercar a la candidatura a Susana Díaz. El líder de Podemos se aparta en las autonómicas y se la juega en las generales. Con las encuestas de cara, Iglesias es la gran incógnita, la que puede suponer un vuelco histórico en el balance de fuerzas instalado desde la Transición. Con el permiso de todos los demás este va a ser un año electoral marcado por dos protagonistas: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.