Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La defensa de la Infanta y Urdangarin piden la absolución para ambos

El abogado defensor de la Infanta Cristina, Pau Molins, ha solicitado su libre absolución en el caso Nóos y "se restablezca la justicia para Cristina de Borbón" frente a la actuación del sindicato Manos Limpias, que considera ha ejercido "un abuso de derecho" contra ella y ha obrado "con gravísima temeridad". Por su parte, la defensa de Iñaki Urdangarin, ejercida por el abogado Mario Pascual Vives, ha solicitado la libre absolución de su patrocinado, al aseverar que no cometió delito alguno.

El letrado ha mostrado así su "rotundo desacuerdo" con las conclusiones de la acusación popular, que reclama ocho años de cárcel para la exduquesa como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.
La defensa ha criticado así el mantenimiento "obsesivo" de la acusación hacia la Infanta, aunque "de modo evidente la prueba del juicio oral haya desacreditado por completo la versión de este sindicato".
Molins reclama asimismo que, de acuerdo al artículo 247 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se le imponga a Manos Limpias una sanción económica "prevista para los casos de abuso de derecho y que ya le ha sido impuesta en otros procedimientos".
La defensa del exduque pide su absolución en el caso Nóos
El letrado mantiene así la inocencia del exduque, para quien la Fiscalía Anticorrupción reclama una condena de 19 años y medio de cárcel por urdir y liderar, junto a su exsocio Diego Torres, una trama empresarial con la que lograron apoderarse de hasta 6,2 millones de euros de las Administraciones públicas eludiendo los requisitos exigidos por las normas de contratación pública.
Pascual Vives ha dejado constancia de que su cliente ha consignado un total de 1,2 millones de euros a efectos de reparar los posibles daños causados.
También el abogado de Torres ha reclamado su absolución.