Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Se sentará la infanta Cristina en el banquillo?

El tiempo corre en su contra. Cinco días tiene el abogado de la infanta para recurrir su imputación. Ese recurso, el primero, será ante el juez Castro, el que la ha citado, pocos visos tiene de prosperar. El segundo recurso será para la Audiencia de Palma que ya le marcó el camino a Castro y le dijo que siguiera investigando, por la vía de delito fiscal. El juez lo ha hecho, así que es difícil que vuelva a levantar la imputación. La que aún no ha movido ficha es la fiscalía. Siempre se ha opuesto a citar a la infanta. Si lo vuelve a hacer, Manos Limpias quedará como la única acusación. Ylos abogados de la defensa podrían agarrarse a la Doctrina Botín que dice que no se puede acusar a alguien sólo con la acción popular. La firmó el Supremo, pero luego la matizó, para casos en los que estuviera en juego el bien común. Son dos meses de viaje que podrían acabar en esta rampa porque la infanta no es aforada, y si declara lo tendrá que hacer en las mismas condiciones que  el resto.