Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis años de cárcel para Roca y Muñoz por el caso 'Saqueo 2'

Julián Muñoz y Juan Antonio Rocacuatro.com

La Audiencia Nacional ha condenado a seis años de cárcel al exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella (Málaga) Juan Antonio Roca y al exalcalde de la localidad Julián Muñoz como autores de un delito continuado de malversación de caudales públicos agravado por el 'caso Saqueo 2', que se inició a raíz de un informe del Tribunal de Cuentas sobre la gestión municipal del Grupo Independiente Liberal (GIL) entre los años 1991 y 1999.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal condena a 13 acusados, incluidos Roca y Muñoz, y absuelve a otros 15 procesados, entre los que se encuentran la exalcaldesa Marisol Yagüe y el exfutbolista y exconcejal Tomás Reñones.
El tribunal aplica la atenuante de dilaciones indebidas a Juan Antonio Roca, cerebro de la trama 'Malaya' de corrupción urbanística en Marbella, y Julián Muñoz, exalcalde del GIL, y además les absuelve de los delitos de asociación ilícita y contra la Seguridad Social que se les imputaban.
Las penas son sensiblemente inferiores a las solicitadas por el fiscal Anticorrupción José Grinda, que solicitó en su informe definitivo de acusación, expuesto tras el juicio, una pena de 15 años y medio de cárcel para Muñoz y de 13 y medio para Roca.
Además, los condenados deberán abonar indemnizaciones en concepto de responsabilidad civil de manera solidaria que en algunos casos, como el de Julián Muñoz, superan los 40 millones de euros.
MALVERSACIÓN CONTINUADA
El tribunal también condena a seis años de cárcel al ex primer teniente de alcalde de Marbella Pedro Román por los delitos de malversación continuada y cohecho y al exmiembro del Consejo de Administración de la sociedad municipal Jardines 2000 Modesto Perodia, al que únicamente adjudica el primer delito.
También por un delito continuado de malversación impone cinco años de prisión a los exconcejales de Marbella María Luisa Alcalá y Rafael González Carrasco, cuatro y medio para la también exedil María Dolores Zurdo y cuatro para el contable de varias empresas municipales Antonio Calleja y el empleado del Ayuntamiento de Marbella y director del Centro de Orientación Psicosocial y Familiar, José Antonio Andrade.
Además, el tribunal condena a tres años de cárcel al arquitecto Carlos Monteverde y a dos más al vocal de la sociedad municipal Tributos 2000 Francisco José Alarcón y los exconcejales Juan Manuel Blanco y Antonio Romero.
DESVÍO SISTEMÁTICO DE FONDOS
La sentencia describe las operaciones que llevaron a cabo los condenados para desviar fondos públicos del Ayuntamiento de Marbella. De esta forma, la Corporación asumió deudas ficticias que no respondían a operación alguna, acordó relaciones contractuales inexistentes y dispuso de fondos sin haber justificado su destino público.
Los magistrados Alfonso Guevara (presidente), Ángeles Barreiro y Clara Bayarri, consideran probado que entre 1991 y 1999 los concejales del Ayuntamiento, en el que el GIL tenía mayoría absoluta, asumieron la iniciativa del entonces alcalde, Jesús Gil, de "gestionar los servicios municipales a través de sociedades mercantiles participadas con capital íntegramente municipal".
Según la resolución judicial, alguno de los concejales "vinieron en disponer de fondos y patrimonio en perjuicio del erario" y concertaron su actuación, que estaba dirigida por Roca, Román y Muñoz, a través de órdenes de pago, transferencias y la disposición de bienes municipales.
El tribunal denota la existencia de "un ámbito de consorcio para favorecer el desvío de bienes y fondos públicos, centrado en Julián Muñoz, Pedro Román, Modesto Perodia y Juan Antonio Roca" que contaba con la "colaboración episódica" de María Dolores Zurdo y con "mayor intensidad" en el caso de María Luisa Alcalá.