Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La candidatura de Ignacio Diego responde a su oponente en el PP cántabro que le ganó las primarias y que no se retira

La candidatura de Ignacio Diego, actual presidente del PP cántabro y candidato a la reelección, cree que la otra aspirante al cargo, la número 2 del partido, María José Sáenz de Buruaga, "no se ha estudiado bien los datos" de las primarias del 8 de marzo y ha mostrado su "sorpresa" porque ésta, tras haberlas "perdido", pida al ganador que se retire.
"Es la primera vez que escucho a alguien que ha perdido las elecciones que pida al ganador que se retire", ha aseverado en un comunicado el jefe de campaña de Ignacio Diego, Santiago Recio, en respuesta a la rueda de prensa ofrecida este viernes por Sáenz de Buruaga en la que ésta ha mostrado su "certeza" en que ganará el Congreso regional y ha pedido al actual presidente del partido y oponente por el cargo que dé un "paso atrás".
Además, Recio tampoco ha coincidido con la valoración que Sáenz de Buruaga ha hecho del resultado de las primarias y ha opinado "la voz de los militantes ya se ha expresado y ha habido un claro vencedor: Ignacio Diego".
Esta postura de Recio se opone con la lectura hecha hoy por la número 2 del partido, que ha defendido que, a pesar de que en las primarias Diego obtuvo una "ligera victoria" frente a ella, solo ha sido respaldado, por poco más del 46% de los afiliados inscritos frente a más del 42% que la votaron a ella y más del 11% que no acudió a las urnas pese a haberse apuntado o votó en blanco.
Recio ha subrayado que con los datos ofrecidos hoy por la propia Sáenz de Buruaga "ella misma reconoce" que Diego le ha sacado cinco puntos de ventaja y --dice este diputado-- que éste "le ha ganado con un 10% más de votos".
Además, el equipo de Diego asegura manejar datos provisionales que son "más positivos" para el actual presidente que los que plantea Sáenz de Buruaha.
También, mientras que para la candidata las primarias indican que los "números" de Diego "van hacia abajo" y que ha perdido apoyos con respecto a los que obtuvo en el anterior Congreso regional (ganó con un 99% y solo se presentaba él), y los de ella para "arriba", Recio le responde que ella defendía que "las bases iban a apostar por el cambio" y, en cambio, éstas han "apostado finalmente por Ignacio Diego".
"Creo que Sáenz de Buruaga no se ha estudiado bien los datos. Si su único argumento se basa en sumar a su candidatura a los que no votaron, nosotros podemos decir que un 57% de los afiliados no cree que Buruaga sea el recambio necesario", ha defendido Recio, que ve este argumento de la número 2 como una "falta de respeto para todos aquellos que decidieron no votar o hacerlo en blanco".
La candidatura de Diego también ha lamentado que Sáenz de Buruaga haya hecho estas declaraciones "cuando todavía no hay datos oficiales". "No creemos que sean correctas este tipo de acciones, que se vienen a las ya poco edificantes casos como las llamadas de teléfono suplantando identidades, usar censos a los que no se podía tener acceso o la inscripción de 500 personas en Laredo por un solo individuo", ha dicho Recio.
La Comisión Organizadora del Congreso se reunirá esta tarde para analizar y "sacar conclusiones" de los datos de las actas de cada una de las juntas locales en que se celebraron las primarias, con lo que hoy mismo podrían estar los resultados definitivos.
Dado que al parecer ninguno de los dos candidatos obtuvo el suficiente respaldo de los militantes en las primarias para dejar resuelta la Presidencia del partido en la primera vuelta, serán los compromisarios los que el 25 de marzo, día del Congreso, tendrán la última palabra respecto a quién ocupará este cargo.