Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recta final de la campaña en busca de los últimos votos

Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy durante varios mítinesEFE

Los partidos intensifican sus actos a una semana de la celebración de las elecciones

Últimos esfuerzos para recabar los últimos votos. Los partidos afrontan la última semana antes de las elecciones del 20-N. Las principales formaciones ponen toda la carne en el asador e intensifican sus actos electorales para conseguir el apoyo de los indecisos. Así, el PP centra esta semana en movilizar "hasta el último voto" porque, pese a que mayoría de las encuestan les da una aplastante victoria, no dan nada por ganado. Por su parte, el PSOE "revoluciona" su campaña con la celebración de "minimitines" en poblaciones pequeñas para intentar seguir recortando distancias.
El PP pretende sumar al mayor número de electores que votaron al PSOE en campañas anteriores y también a los nuevos votantes, los jóvenes que se incorporan por primera vez en unas elecciones.
Según las fuentes cercanas al partido, los populares están bastante satisfechos de cómo se está desarrollando hasta ahora la campaña electoral, los actos que han programado y también de cómo ha ido el único "cara a cara" entre los dos candidatos a la presidencia del Gobierno que ha habido para estas elecciones.
Algunos aseguran que, aunque los candidatos populares ya estaban muy animados, el hecho de que todas las encuestas den como ganador al candidato popular ha supuesto una auténtica "inyección de moral".
No obstante, la orden que ha dado Rajoy a su partido es que "nadie se confíe" y por ello, los consultados recalcan que trabajan con la idea de que no hay nada ganado hasta que se vote el próximo 20 de noviembre, por lo que tienen que seguir adelante con la misma estrategia de campaña que han practicado hasta ahora, es decir, haciendo una campaña "en positivo", sin agresividad, sin insultos y sin descalificaciones.
"Revolución" en la campaña del PSOE
Por su parte, el PSOE ha anunciado que su candidato a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, afrontará la última semana de campaña electoral introduciendo una serie de actos en pequeñas ciudades y pueblos que tienen como objeto "revolucionar" la agenda del aspirante a La Moncloa.
Según la nota del PSOE, ha sido el propio cabeza de cartel socialista el que ha pedido al Comité Electoral, dirigido por Elena Valenciano, que se intensifique la campaña durante el tramo final. "Rubalcaba es conocedor de los datos demoscópicos del PSOE que apuntan a que, aunque se está recortando distancia con el PP, la formación socialista sigue estando por detrás en las preferencias de los votantes", asegura el PSOE, de ahí que el candidato haya decidido "responder como sabe, trabajando más".
"Rubalcaba realizará este tipo de actos diariamente, en los huecos de su agenda en que no tenga programados grandes mítines, reuniones o entrevistas con los medios de comunicación", añade el PSOE. El programa arrancará este mismo lunes con visitas a las localidades de Betanzos, Oroso y Rianxo, en A Coruña.