Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La búsqueda de los desaparecidos en Valdoviño se intensifica por tierra, mar y aire

ValdoviñoEFE

El operativo de búsqueda que coordina Salvamento Marítimo para buscar a las dos personas desaparecidas, un hombre y su hija, que fueron arrastrados por el mar el día de Reyes en los acantilados de A Frouxeira en Valdoviño (La Coruña), prosigue este miércoles por tierra, mar y aire, aunque todavía sin resultados.

Por tierra, efectivos de Protección Civil y Policía Local de Valdoviño, además de agentes de la Guardia Civil, continúan rastreando las zonas de playas del municipio, entre Campelo y Pantín, a la espera de que el mar arrastre los cuerpos a la costa, cuando ya han transcurrido nueve días de su desaparición.
El operativo que coordina Salvamento Marítimo retomó desde las 10,00 horas de este miércoles la búsqueda por aire con el helicóptero 'Helimer 209', con base en A Coruña. A las 9,30 horas había salido de su base en Cariño la embarcación 'Salvamar Shaula', para rastrear la zona desde Ortegal hasta la playa de la Frouxeira.
Por tierra, el dispositivo sigue reducido, debido a que las malas condiciones meteorológicas limitan las posibilidades de rastreo a las zonas menos escarpadas de la costa y a las playas.
En cuanto remita el temporal, hacia finales de semana, se prevé que de nuevo se puedan incorporar efectivos de Protección Civil de municipios como Narón o Ferrol, que participaron durante los primeros días, según ha indicado Francisco Dopico, responsable de la agrupación en Valdoviño.
Mejoría
Hacia el fin de semana, de cumplirse las previsiones meteorológicas, se prevé que se pueda aumentar el rastreo por tierra, y comprobar si el mar ha arrastrado hacia las rocas y las cuevas de los acantilados los cuerpos de los desaparecidos.
Sobre la 1,30 horas del martes día 7 fue localizado en la playa de Valdoviño (La Coruña) el cuerpo del varón Rodrigo Pena, de 67 años, una de las tres personas desaparecidas en la tarde del día de Reyes en la zona del Faro de Meirás.
Siguen sin aparecer los cuerpos de su cuñado Juan Bedoya, de 55 años de edad, y su hija, Patricia, de 25 años. Todos ellos se habían acercado al lugar en el que días antes habían arrojado las cenizas de un familiar fallecido. La cuarta integrante del grupo, hija de Pena, logró agarrarse a unas rocas y pudo salvarse, aunque tuvo que recibir atención médica por las contusiones que sufrió.