Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bloqueo como argumento de campaña

De Orense a Álava, el líder del PSOE apoyando a los suyos. Objetivo, otra vez, remontar las encuestas. "El futuro en democracia no está escrito", dice Pedro Sánchez. Que el cambio es posible... también en Madrid. "Yo sé que el camino de la regeneración es un camino difícil, que va a exigir de la cesión y el entendimiento, sobre todo de tres partidos políticos en el ámbito nacional, como es el Partido Socialista, como es el partido de Iglesias y el de Rivera. Pero sólo así seremos capaces de poner fin al mal Gobierno de Mariano Rajoy". Y, desde Galicia, opina parecido el presidente de Ciudadanos. "Reformar esta democracia, va a costar también tiempo". Regeneración que quiere hacer... desde dentro. "No está en juego si va a gobernar el Partido Popular, porque ganará las elecciones como todo el mundo sabe. Lo que está en juego es si lo van a hacer con control democrático, si lo van a hacer con reformas o si van a hacer lo que les da la gana, que es lo que han hecho en los últimos años". Al PP le preocupa que Podemos y, sobre todo, el PSOE se alineen con los nacionalistas. "Para no quedar mal, para aparentar el 'bienquedismo', porque se acomplejan". Dice Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, que a Sánchez le falta sentido de Estado y que con el bloqueo sólo ganan radicales e independentistas. Poco conciliador para llegar a acuerdos en los que también podría entrar el PNV, como ha presumido su candidato a lehendakari, Iñigo Urkullu, de los suyos en Vitoria. "Los repetidores, los cuatro, vienen ahora aquí y pretenden dar lecciones a quienes hemos aprobado. Se lo decimos con claridad. Euskadi no se va a sumir en el desgobierno de España. Euskadi no se va a contagiar de la afición al veto, al bloqueo y a las líneas rojas". Sube la temperatura en una campaña que no ha hecho más que comenzar.