Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un mando mal accionado, causa del accidente mortal del caza F-16 griego

Tragedia aérea en la base militar de Los Llanos (Albacete)Reuters

La causa principal del accidente del caza F-16 griego que se estrelló en la base aérea de Los Llanos (Albacete) el pasado 26 de enero y que provocó 11 muertos fue que un mando clave para la estabilidad del aparato estaba en una posición equivocada debido posiblemente a que fue golpeado de forma fortuita por un objeto sin anclar en cabina.

Así se desprende del informe con las conclusiones de la investigación del siniestro que ha llevado a cabo un equipo formado por varios países, liderado por Grecia, y que ha publicado este miércoles en su página web el Ministerio de Defensa francés.
El F-16 griego se estrelló pocos segundos después del despegue durante unas maniobras que la OTAN estaba realizando en Los Llanos. Como consecuencia del impacto fallecieron los dos pilotos de la aeronave, así como nueve militares franceses que se encontraban en la pista de la base. Además, 17 efectivos galos e italianos sufrieron heridas graves.
EL AVIÓN NO ESTABA COMPENSADO
Una de las "causas principales" del siniestro que menciona es informe es que el avión no estaba "compensado adecuadamente" durante el despegue, lo que provocó que en ese momento estuviera girado 12 grados y eso afectó "drásticamente" a la aerodinámica.
Esto se debió a que uno de los interruptores para compensar el timón de cola estaba en una posición de máxima compensación hacia la derecha. Este hecho no fue advertido por la tripulación, ya que el dispositivo no se encuentra en el campo de visión de ninguno de los pilotos, ni existe una señal visual o sonora de advertencia sobre la configuración errónea.
El informe no aclara la causa del desplazamiento inadvertido del interruptor a una posición incorrecta, pero una de las posibilidades podría haber sido un objeto que estuviera suelto en el interior de la cabina.
INSPECCIÓN 20 MINUTOS ANTES
La otra causa principal que figura en el documento publicado por Francia es que el piloto del caza hizo la inspección de la aeronave 20 minutos antes del despegue y no inmediatamente antes a realizar esta maniobra.
Además, el informe habla de otros factores que pudieron contribuir a la gravedad del accidente, como el peso del avión --que en ese momento estaba lleno de combustible--, así como un fuerte viento lateral.
Eso sí, las conclusiones de la investigación dejan claro que los pilotos del caza griego estaban perfectamente cualificados para manejar dicha aeronave, aunque hace una serie de recomendaciones a las Fuerzas Aéreas griegas para mejorar los procedimientos.