Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal aumenta en medio año la pena solicitada para los hermanos Ruiz-Mateos por la presunta estafa

El Ministerio Fiscal ha aumentado en medio año en sus conclusiones definitivas la pena solicitada para los seis hijos varones del empresario José María Ruiz-Mateos por la presunta estafa en la compra de dos hoteles, hechos por los que ahora pide siete años y medio de prisión y multa de 121.500 euros. También reclama indemnizaciones para los vendedores que conjuntamente alcanzan más de 46 millones de euros.
En sus calificaciones, el fiscal Juan Carrau mantiene las acusaciones principales y sostiene que los hechos constituyen un delito de estafa e insolvencia punible. Con todo, ha añadido una calificación subsidiaria en la que pide al Tribunal que si no se considera probada la estafa sí se aprecie el delito de insolvencia punible y se castigue con tres años de prisión y 81.000 euros de multa.