Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de auditoría del PP asegura que la contabilidad oficial es la "única" que tiene el partido

Asegura que el partido no sufre ningún riesgo económico porque no superan el límite de gasto fijado
El jefe del departamento de Auditoría Interna del PP, Carlo Lucca de Mignani, ha negado este miércoles en el juicio por la primera época de la Gürtel (1999-2005) que la formación política tenga una contabilidad que no sea la oficial. "Es la única que tenemos", ha dicho.
Así lo ha manifestado el responsable del control interno de las cuentas anuales del PP, que ha comparecido como testigo ante el tribunal que juzga a los 37 acusados de su presunta participación en la red corrupta liderada por el empresario Francisco Correa, al explicar que se ha realizado un estudio técnico sobre los procesos electorales de la última década para implantar un nuevo sistema de contabilidad analítica para controlar mejor los temas electorales.
"¿En referencia a la contabilidad oficial?", le ha preguntado la Fiscalía, a lo que ha contestado que es la "única" que tiene el PP. Ante esta situación, el abogado del extesorero del PP Luis Bárcenas, Joaquín Ruiz de Infante, ha protestado --como hace cada vez que en la vista oral se abarca la presunta financiación ilegal de los 'populares'-- porque se hace referencia a un "procedimiento distinto" al que se está celebrando.
DONATIVOS AUTÓNOMOS
También ha sido cuestionado sobre si ha podido comprobar de dónde procedían los ingresos destinados para las campañas del PP que después se contabilizaban en el Tribunal de Cuentas. "Eran donativos autónomos y no se puede saber", ha afirmado.
Lucca de Mignani ha explicado que los presupuestos para las campañas electorales se elaboran en base al límite de gasto fijado. "Tenemos una política en el partido que en lugar de gastarnos el límite de gasto en totalidad buscamos que las campañas no generen déficit y hacemos los cálculos sobre los gastos que podemos recuperar vía subvención electoral", ha apostillado.
En este sentido, ha enfatizado que el partido que lidera el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "nunca" ha superado este límite, ya que se ajustan a las previsiones de los resultados electorales que pueden tener. Es más, ha subrayado el impacto económico del partido en las campañas es "cero, porque no hay déficit, ni beneficio".
EL ESTADO SE HA "AHORRADO DINERO"
"Se ha ahorrado el Estado el dinero", ha añadido el auditor, que ha precisado que el PP no gastaba en campaña todo lo que tenía y que las mismas se financiaban primero con el anticipo del 30 por ciento que hace el Ministerio del Interior y el 70 por ciento restante con un crédito que se liquida al año.
Parte de lo que se enjuicia en la primera época de la trama Gürtel tiene relación con la adjudicación a las empresas de Correa la organización de los actos electorales municipales y autonómicas de 2003. En este sentido, Lucca de Mignani ha destacado que se recuperó todo lo que se invirtió en esta campaña y que las sedes regionales contaban con ingresos propios y de la tesorería general, que por entonces era gestionada por Álvaro Lapuerta y Bárcenas.
En el caso de los municipios madrileños cuyas gestiones son objeto de enjuiciamiento en este procedimiento, Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, el auditor ha indicado que quién iba a las reuniones con los responsables municipales era el exgerente del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez, investigado en el 'caso Púnica'. Por último, el auditor ha subrayado que las únicas irregularidades que se han detectado en las cuentas de los 'populares' son a "nivel técnico contable" y que no tienen relación con pagos indebidos.