Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las asociaciones de fiscales coinciden en elogiar la experiencia de Luzón y su proyecto para dirigir Anticorrupción

Las asociaciones de fiscales han coincidido en elogiar el nombramiento de Alejandro Luzón como nuevo fiscal jefe Anticorrupción, del que han destacado su experiencia y conocimiento en este campo, en el que lleva trabajando más de 20 años, así como el proyecto de jefatura que ha presentado ante el Consejo Fiscal.
La mayoritaria Asociación de Fiscales (AF), que ha votado en bloque a Luzón, le ha apoyado con la convicción de que era un candidato "magnífico", tal y como ha expuesto en declaraciones a Europa Press la presidenta de esta asociación, Concepción Talón, al tiempo que ha resaltado que en esta votación han considerado muy importante, "más de lo que se podría haber planteado", el conocimiento que este fiscal tiene de Anticorrupción.
Además, ha destacado que los asuntos que ha llevado --ha sido fiscal de los casos Afinsa, Alierta, Eurobank, Tarjetas Black o Bankia, entre otros-- lo ha hecho con un "rigor jurídico magnífico" y ha destacado que el proyecto de actuación que propone contiene "ideas muy buenas" que pueden mejorar el funcionamiento de esta Fiscalía.
Igualmente ha destacado que Luzón, cuya candidatura ha contado con un total de ocho votos (los seis de esta asociación conservadora más el del teniente fiscal del Supremo y el del jefe de Inspección) trabajará para mantener unida Anticorrupción, donde ha trabajado los últimos 20 años. "Es uno de los suyos", ha asegurado Talón.
Desde la Unión Progresista de Fiscales (UPF) también han elogiado la elección de Luzón como jefe Anticorrupción aunque sus tres representantes en el Consejo Fiscal han votado por otro candidato, el fiscal jefe de lo Contencioso-Administrativo en el Tribunal Supremo, Pedro Crespo.
El presidente de UPF, Emilio Fernández, cree que con Crespo la decisión del Consejo Fiscal habría sido "más adecuada", pero ha recordado que su asociación votó por Luzón en la votación del pasado febrero en la que resultó elegido Manuel Moix, de modo que la designación ahora les parece "acertada".
En declaraciones a Europa Press, Fernández ha destacado la "solvencia absolutamente acreditada" de Luzón en la Fiscalía Anticorrupción y opina que ha presentado un "buen programa porque conoce bien la materia". "Es una buena solución, una apuesta sensata. Tiene posibilidades de hacerlo muy bien", ha dicho.
Eso sí, Fernández ve llamativo que la Asociación de Fiscales haya decidido esta vez votar por Luzón cuando no lo hicieron en febrero, por lo que "parece" que tanto este colectivo como el fiscal general del Estado, José Manuel Maza --que es quien le va a proponer ante el Gobierno--, "han cerrado filas" en torno a él para escoger a alguien de la 'casa' aunque "les siga sin gustar".
REFORMA DEL ESTATUTO DEL MINISTERIO FISCAL
Por su parte, el portavoz de la Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF), Miguel Pallarés, ha defendido la idoneidad de Alejandro Luzón, aunque ha denunciado que el sistema de elección de fiscal, lejos de ser transparente, es "completamente opaco" y por ello ha reivindicado la necesidad de reformar el Estatuto del Ministerio Fiscal.
"Yo no pongo en duda que la elección se haya hecho con responsabilidad pero el problema está en que objetivamente no tenemos un proceso limpio y transparente", ha asegurado Pallarés, que ha destacado de Luzón sus "cualidades importantes" para desempeñar la función de nuevo jefe Anticorrupción. "Creo que el margen de error es mínimo pero eso no quiere decir que tendremos que estar pendientes porque es una Fiscalía muy importante", ha sentenciado.
Tras la elección de Luzón, el fiscal general del Estado propondrá al Gobierno su nombramiento convirtiéndose en el sucesor de Manuel Moix al frente de Anticorrupción después de que este dimitiera del cargo a los 87 días de su llegada tras conocerse que desde 2012 era dueño del 25 por ciento una empresa 'offshore' en Panamá junto con sus hermanos.