Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El artefacto de Génova era rudimentario y los Tedax creen que no habría explotado

Un hombre estrella su coche contra la entrada principalInformativos Telecinco/Agencias

El artefacto que iba en el coche que ha empotrado un hombre en la sede nacional del PP era "rudimentario", formado por gasolina y fertilizante y los Tedax creen que no habría llegado a explotar, según ha informado el director general de la Policía tras un primer análisis de los expertos en la desactivación de explosivos.

"Tiene que ser la Policía Científica la que determine con toda precisión cuál es el explosivo, se trataría de alguna mezcla de gasolina con algún tipo de producto fertilizante, pero aún es pronto", ha dicho Cosidó en declaraciones a los medios de comunicación.
Sobre el tipo de artefacto, que ya ha sido desactivado "completamente" por los Tedax, ha destacado que era de carácter "casero y rudimentario". De hecho, según ha añadido, los expertos creen que "hubiera sido difícil" que llegase a explosionar, siempre según este primer análisis de los Tedax.
Sí ha sido tajante el director general de la Policía a la hora de negar la posibilidad de atentado terrorista. "Es imposible establecer una vinculación con ningún tipo de organización terrorista", ha dicho al tiempo que ha señalado que se trata de una acción "completamente individual".
Ya se ha restablecido la normalidad en el Metro, pero el perímetro de seguridad en la calle Génova se va a mantener, según ha explicado, hasta que la Policía Científica haga su examen.
Sobre el autor de la acción, Daniel Pérez Berlanga, nacido en la localidad turolense de Bronchales, ha dicho que "parece" que tenía "algún problema psiquiátrico". "Lo tenemos que confirmar", ha apostillado Cosidó, quien ha celebrado que no ha habido que lamentar ningún daño personal y que los daños materiales "son limitados".
En el momento de su detención, el presunto autor, que llevaba además dos bombonas de butano, ha dicho que llevaba 15 kilos de amonal y una fiambrera con temporizador que estaba programado para 45 minutos después, según fuentes de la investigación.