Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las conversaciones de la ‘operación Soule’ revelan los tejemanejes de los Villar

A medida que avanza la investigación en el marco de la denominada ‘operación Soule’ empiezan a filtrarse algunas de las conversaciones de Ángel María Villar con dirigentes territoriales de la Federación Fútbol y personajes reconocidos como Javier Clemente. El exseleccionador nacional sigue defendiendo la inocencia del presidente de la Real Federación Española de Fútbol y justifica la conversación que ha salido a la luz que le delata como conocedor de los tejemanejes de Villar.

“Son votos. Son votos comprados. ¡Joder Juan! Apoyos comprados… Decir amén, amén, amén… por llevarse unos dineros [sic.]” decía Clemente al vicepresidente económico, Juan Padrón, también acusado.

Sin embargo, él lo niega: “La compra de votos no existe. Yo te hago a ti un favor y tú me estás agradecido y me votas. Pero no te he dado ni un duro. No te he dado una peseta”, afirma. Pero ni la Guardia Civil, ni las fiscales, ni el juez creen en esa inocencia.

En el auto que le condujo a prisión se recogen muchas más conversaciones. En una de ellas, habla el presidente de la Federación Cántabra, que también forma parte de una comisión con poder sobre los presupuestos. En ésta, le dice a Villar que hay cinco millones de los que puede disponer libremente: “Para lo que se te ponga en los huevos”, dice textualmente, José Ángel Peláez.

Preguntado al respecto, él se defiende: “Un presidente de una Federación Cántabra no dispone de 5,2 millones para decirle ‘vete con este dinero a Suiza’. Lo que le estoy diciendo es que este dinero no es finalista y que lo puede emplear para lo que quiere”, dice.

En otra conversación, Peláez pide a Villar tres millones para un campo de fútbol en Cantabria, y pide el ingreso… a su cuenta.

“Tú lo que quieres es el dinero ingresado en tu cuenta. Eso es lo que quieres”, le dice Villar. A lo que él contesta: “Para que yo liberalice los fondos míos y luego hacer yo los pagarés”. Una petición que finaliza con el presidente de la RFEF aceptando con un “vale, de acuerdo”.

Pero, una vez más, Peláez se justifica: “No. En la cuenta personal no dicen absolutamente nunca nada. Dicen en su cuenta. Claro, en la cuenta de la operación”.

Por otro lado, en el apartado de amistosos de la selección, aparece Gorka Villar, hablando, por ejemplo, con el presidente de la Federación Colombiana, que le pregunta por dinero…

En total, hasta 10 partidos hay bajo sospecha por causar pérdidas a la Federación y beneficios dudosos a Villar hijo.