Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alcaldesa de Alicante intenta lavar su imagen en una peculiar entrevista

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, dice que se siente perseguida y que hasta su hija de 13 años le ha llegado a preguntar qué quiere decir ser corrupta. La edil, triplemente imputada por el caso Brugal, realiza un lavado de imagen en el programa de la transformista Sunflower. Castedo se muestra segura de sí misma, “me doy cuenta de que la gente quiere creer en mi” y asegura que si deja huella será la de la honestidad.