Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presión de los alcaldes malagueños del PP al intentar trasladar sus reivindicaciones a Díaz

Los alcaldes y concejales del PP de municipios malagueños menores de 25.000 habitantes continúan con sus medidas de presión para exigir a la Junta de Andalucía el pago de la deuda, que cifran en más de 16,7 millones. Una tensión que se ha materializado este sábado a la salida en coche de la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, de un céntrico hotel de la capital para asistir a los actos de conmemoración del décimo aniversario del Museo Picasso Málaga (MPM).

Un grupo de dirigentes 'populares' se concentró en la puerta del hotel con pancartas en las que se leía 'Alcaldes encerrados. La Junta no paga'.
El momento de más tensión, aunque sin mayor trascendencia, se ha vivido a la salida desde el 'parking' del vehículo en el que iba la presidenta de la Junta, al que, según parece, han llegado a zarandear.
El objetivo de los munícipes del PP, que mantienen el encierro iniciado el pasado jueves en la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga, era reunirse "cinco minutos" con Díaz y entregarle un escrito con sus reivindicaciones.