Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un agente infiltrado pierde el 30% de visión en un ojo en la intervención del 25-S

Fuentes policiales aseguran que recibió una paliza cuando iba a realizar una detención

Adscrito a la Brigada de Información, vestía de paisano y podría tener que darse de baja

Un agente de la Policía ha perdido de forma permanente un 30 por ciento de la visión en un ojo tras recibir una paliza de un grupo de radicales el pasado 25 de septiembre en el marco de los disturbios que se originaron durante la protesta frente al Congreso de los Diputados. El agente, infiltrado, fue agredido por antisistema cuando estaba deteniendo a un violento, según fuentes policiales.
Estas mismas fuentes han precisado que el policía herido es jefe de grupo de la Brigada de Información de Madrid y se encontraba vestido de paisano entre los manifestantes.
Fue en el momento en el que intentó detener a uno de los violentos que estaba incitando a los enfrentamientos contra la Policía cuando otro grupo se percató de su verdadera identidad y le propinaron una paliza.
 En ese momento sus compañeros también infiltrados acudieron a rescatarlo. El agente se aferró a su detenido mientras se protegía de los golpes y le gritaba a sus compañero "soy compañero".
Las mismas fuentes consultadas han indicado que la pérdida de visión es permanente y podría incluso tener que darse de baja del Cuerpo por esta lesión.
Este tipo de agentes adscritos a la Brigada de Información cumplen su función en este tipo de concentraciones infiltrados entre la masa con el objeto de localizar a los cabecillas de las revueltas y llevar a cabo detenciones selectivas.