Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez archiva la denuncia de una aficionada contra el piloto Valentino Rossi por el incidente en Cheste (Valencia)

El Juzgado de Instrucción número 3 de Requena (Valencia) ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra el piloto italiano de motocilismo Valentino Rossi a raíz de la denuncia de una aficionada que aseguraba haber recibido un golpe del deportista durante una de las jornadas de entrenamiento en el paddock del circuito de Cheste (Valencia).
El juez refleja en su auto, fechado el 21 de diciembre y facilitado este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que en su escrito la denunciante solo se refirió a los "malos modos" del piloto, sin precisar que le hubiera dado una patada o un empujón, ni las palabras que le dijo.
Por este motivo, la resolución judicial determina que no se ha justificado debidamente la comisión del delito y explica que, pese a que la denunciante aportó un parte de lesiones, "en la redacción de los hechos denunciados manifiesta que interpone la denuncia por los malos modos de Valentino Rossi, sin indicar qué expresiones fueron las que este profirió y que pudieran ser constitutivas de ilícito penal".
Los hechos ocurrieron el pasado mes de noviembre en una de las jornadas de entrenamiento del Gran Premio de Motociclismo de Valencia, celebrado en Cheste, cuando la denunciante se estaba haciendo unas fotos con un móvil y un 'palo selfie' en el paddock del recinto deportivo, y el piloto circulaba una moto de pequeña cilindrada, tipo scooter.
La denuncia fue recibida por el Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia, en funciones de guardia en el momento de los hechos, quien remitió la causa al Decanato de los Juzgados de Valencia. Por orden de reparto, el asunto recayó en el Juzgado de Instrucción 12, quien, a su vez, se inhibió al Juzgado de Requena, partido judicial que corresponde al lugar donde sucedieron los hechos.