Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cárcel para una abuela por acusar en falso a su yerno de abusar sexualmente de su nieta

La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado un año y medio de prisión y multa para una mujer que presuntamente acusó en falso a su ex yerno de haber abusado sexualmente de su nieta, en Piloña. La vista oral está señalada este viernes en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo, a las 11.00 horas Según informa la Fiscalía en nota de prensa, el Juzgado archivó el procedimiento abierto contra el padre de la menor ocho meses después de la denuncia, al considerar que el discurso de la abuela materna "resultaba increíble".

La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado un año y medio de prisión y multa para una mujer que presuntamente acusó en falso a su ex yerno de haber abusado sexualmente de su nieta, en Piloña. La vista oral está señalada este viernes en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo, a las 11.00 horas
Según informa la Fiscalía en nota de prensa, el Juzgado archivó el procedimiento abierto contra el padre de la menor ocho meses después de la denuncia, al considerar que el discurso de la abuela materna "resultaba increíble".
Los padres de la menor supuestamente agredida se divorciaron en 2009, quedando con la custodia de la menor la madre --hija de la acusada--. En fecha no concretada pero anterior al mes de octubre de 2014, la acusada contó a su hija, faltando a la verdad, que la pequeña le había revelado que había sido objeto de abusos sexuales por parte de su padre.
Por ello, el día 9 de octubre de 2014 la madre de la menor presentó ante el Juzgado de primera Instancia e Instrucción de Piloña-Infiesto una denuncia contra su exmarido por supuestos abusos sexuales cometidos sobre la hija común.
Durante el procedimiento, y ante dicho Juzgado, la acusada compareció como testigo el día 19 de diciembre de 2014 y describió los supuestos abusos.
El 1 de junio de 2015 el juzgado dictó auto por el que acordó el sobreseimiento provisional y archivo de las diligencias previas. Tras una entrevista semiestructurada de la menor y de la acusada, el psicólogo adscrito al Instituto de Medicina Legal de Asturias concluyó que el discurso de la abuela materna era "incoherente", el contexto del descubrimiento del abuso "resultaba increíble", la conducta de la menor reflejaba "que había actuado por presiones" y se detectó la existencia de una recompensa a la niña "pactada previamente".