Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido a los 30 nuevos comisarios principales: "Sois ejemplo de una Policía que sólo responde al apellido Nacional"

Destaca la "buena imagen" de un Cuerpo que ayudó a reducir los delitos contra personas y los robos en domicilio y con violencia
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha presidido este mediodía el acto de jura del cargo y entrega de títulos profesionales a los 30 integrantes de la XVIII Promoción de Comisarios Principales de la Policía Nacional, de los que 26 son hombres y cuatro mujeres.
"Como líderes, debéis ser modelo de dedicación y profesionalidad, ya que vuestra conducta es el ejemplo en el que se miran vuestros compañeros", ha dicho Zoido dirigiéndose a los nuevos mandos policiales en un acto celebrado en la División de Formación y Perfeccionamiento de la Policía Nacional.
Dicho esto, ha destacado los valores del Cuerpo: "La Policía es ejemplo de muchos valores, porque aunque algunos se empeñen en ponerle apellidos, tan sólo responde al de Nacional, porque su único objetivo es contribuir a hacer un país más seguro". Por este motivo, ha pedido a los comisarios principales que contribuyan a "mantener la buena imagen" de la corporación.
"Hoy encuentro 30 nuevos motivos para enorgullecerme de este Cuerpo", ha subrayado Zoido, "30 motivos para saber que la seguridad de los españoles y la protección de sus derechos y libertades está en las mejores manos". El ministro ha citado entre los retos la lucha contra el terrorismo, la trata de seres humanos, la violencia de género, la delincuencia económica o la cibercriminalidad.
Zoido ha dado las gracias a los policías y ha mostrado el apoyo del Gobierno a su labor, destacando el trabajo "bien hecho" que ha permitido reducir de un 25,7% en el número de delito contra las personas, un 1,7 % en los delitos de robo con fuerza en domicilios y un 2,5% en el total de delitos de robos con violencia o intimidación, según los datos de criminalidad de 2016.
Según el titular del Interior, el año pasado se consiguió prolongar la reducción sostenida de la criminalidad comenzada en 2012, gracias a una disminución de las infracciones penales conocidas de un 1,3%, habiéndose reducido igualmente la tasa de criminalidad en 0,5 puntos, fijándose en 43,2 el número de delitos por cada 1.000 habitantes.