Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero cree que hoy lo más importante del PSOE debe ser su 'E' de España

El expresidente del Gobierno y secretario general del PSOE José Luis Rodríguez Zapatero subrayó anoche ante los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del partido que en este momento lo más importante para el PSOE debe ser la cuarta de la letras que forman su sigla, la E de España. Destaca que su Gobierno evitó el rescate, que podía haber significado el fin del euro, y terminó con el terrorismo de ETA
Así lo han relatado a Europa Press varios de los asistentes a la cena que compartieron anoche los miembros de la actual Ejecutiva en la sede del PSOE. Todos ellos han coincidido en destacar que a Zapatero se le veía contento y relajado --según uno de ellos él mismo se declaró feliz-- y que estuvo agradable, afectuoso y emotivo en su discurso, que duró apenas 10 minutos.
En su breve intervención destacó la trayectoria histórica del PSOE y que en sus congresos sucesivos siempre ha buscado el apoyo de la sociedad y ha salido reforzado en su organización por interés de España. En ese punto aludió a que la letra más importante hoy para el PSOE debe ser su E de español.
Con los dos aspirantes a sucederle sentados a la mesa --tanto Alfredo Pérez Rubalcaba como Carme Chacón son miembros de la Ejecutiva-- Zapatero habló del 38 Congreso Federal para apostar por que será un congreso de aportación de ideas, de compañerismo y de unidad.
NO SE PONDRÁ EN RIESGO LA UNIDAD
A su modo de ver, la semana que queda hasta el cónclave estará llena de emociones y, puesto que los dos aspirantes son miembros de la Ejecutiva, se declaró convencido de que ésta actuará de manera que no se ponga en riesgo la unidad posterior. Todo ello, eso sí, en un tono muy positivo según todos los consultados.
Así las cosas, algunos asistentes vieron imposible 'sacar punta' en clave orgánica a nada de lo que dijo Zapatero mientras otros lo interpretaron como llamamiento a la unidad; incluso vieron incluso un consejo velado en algo que dijo después, en la conversación, aludiendo a que de su paso por la política él sólo se lleva "amigos", y que prefiere quedarse con lo positivo de todos al margen de los procesos orgánicos.
El aún secretario general hizo una valoración positiva de los trabajos de las Ejecutivas que ha presidido en sus 12 años al frente del PSOE pero centró su intervención en analizar los últimos cuatro años e incidió en que a esta Ejecutiva le ha tocado afrontar un periodo muy complicado, por la crisis económica, tal vez el más complicado que ha vivido el PSOE en democracia.
Con todo, insistió en que cuando pase el tiempo a su Gobierno se le reconocerá el haber evitado que España tuviese que ser intervenida, y avisó de que eso no sólo habría dañado el futuro de las generaciones más jóvenes sino que, además, probablemente habría provocado la caída del euro.
FIN DEL TERRORISMO DE ETA
Y, en segundo lugar, destacó que ha sido su Gobierno el que ha acabado con el terrorismo de ETA, aunque aún queden cosas por hacer y sin querer exagerar los méritos. Ese logro se lo reconoció también el presidente del PSOE, Manuel Chaves, que le dio la réplica en nombre de todo el partido.
Chaves le agradeció a Zapatero su dedicación y destacó dos hitos de sus gobiernos, el fin de ETA al final de su mandato y, al principio, la retirada de las tropas de Irak, porque a su juicio tuvo mucha influencia para combatir el unilateralismo en el escenario internacional.
La cena fue cordial y en ese clima tuvo su papel el exministro y eurodiputado Juan Fernando López Aguilar, que cantó, guitarra en mano, desde boleros al 'Imagine' de los Beatles, pasando por cantautores de los 70 y en ocasiones acompañado por uno u dos comensales más.