Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero y Puig abogan por "debatir" en el seno de los partidos políticos

Zapatero y Puigcuatro.com

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha afirmado que "la calidad de una democracia y de un partido político es la calidad de su debate, de las ideas y de las políticas que quieren realizar", en un coloquio junto al presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, quien ha añadido que "no nos podemos instalar en el conservadurismo, debemos estar en permanente debate".

Los dos socialistas se han expresado en estos término en el encuentro 'Diálogo entre Presidentes' que ha clausurado l'Escola d'Estiu del PSPV en el Jardín Botánico de Valencia. El acto ha estado moderado por la portavoz del partido en el Ayuntamiento, Sandra Gómez, y ha contado con la presencia de diversos consellers del gobierno autonómico y miembros socialistas.
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha puesto en valor "la necesidad de argumentar, no de imponer" y ha apuntado que "mientras se forma gobierno, espero que sí, cuanto antes", los parlamentarios deberían empezar a trabajar sobre el futuro del modelo de seguridad social, "uno de los problemas urgentísimos que va a tener" el nuevo gobierno.
A su juicio, si no lo hacen "habrá ciudadanos que el año que viene o en año y medio, cuando se diga que no hay fondo de reserva de pensiones, van a decir que este país ha estado sin formar gobierno un año y sin aprobar leyes un año en el Parlamento", ha destacado.
Asimismo, ha argumentado que "ahora debería ser el momento para aprovechar y hacer dos o tres consolidaciones institucionales", como la de la Presidencia, de la que destaca que no cuenta con un archivo.
A lo largo del coloquio, el expresidente también ha hablado de la poca productividad de la economía española, a pesar de que esta cumpla "las reglas de la ortodoxia económicas". "Es dificilísimo cambiar la tradición económica de un país", ha apuntado, algo que, según Puig, "no puede hacerse por decreto ley".
En esta línea, Zapatero ha criticado "la letra pequeña" del pacto entre PP y Ciudadanos por la cual "suprimen la Agencia de Evaluación de Políticas Públicas". Respecto a este acuerdo, Puig ha manifestado que se trata de un "pacto de deslealtad" y ha criticado la postura del PP: "si lo apoyas, cambiamos el modelo de financiación".
SOCIALDEMOCRACIA Y FEDERALISMO
Ambos dirigentes socialistas han defendido la socialdemocracia y el federalismo, que para Ximo Puig "son los instrumentos para mejorar la vida de las personas", "dos caras de la misma moneda" y "dos grandes conceptos políticos que tienen imperfecciones, pero se trata de, reformismo tras reformismo, actualizar los viejos valores republicanos, los que han hecho avanzar al mundo para que tengan el mayor impacto posible en la sociedad", ha argumentado.
Zapatero ha reflexionado sobre "el matrimonio bien avenido entre socialdemocracia y federalismo" y sobre "los logros implícitos de la socialdemocracia", al tiempo que ha recordado que "si uno coge los países con mejores cuotas de desarrollo del estado de bienestar verá que estos son los países donde ha habido más años de gobiernos socialdemócratas".
Además, han defendido el avance hacia una "Europa federal" o, en palabras de Zapatero, unos "Estados Unidos de Europa". El expresidente ha matizado que este proceso es "lento, casi desesperante" pero ha citado al Banco Central Europeo como ejemplo de "institución federal".
En este sentido, ambos han defendido la "armonización fiscal". "Si queremos rehabilitar el proyecto socialdemócrata debe estar unido a la dinamización del proyecto europeo", ha afirmado Puig.
MODELO DE FINANCIACIÓN
Respecto al modelo de financiación, el expresidente ha afirmado que no habrá uno nuevo "si la cultura federal no se instala" y ha indicado que la "mejor forma de abordarlo es un gran plan de reestructuración de la deuda". Así, ha instado a que se empiece "a discutir en el Congreso".
Asimismo, ha explicado que como presidente intentó que la situación de la Comunitat "mejorara sustancialmente" pero que "es muy difícil que el sistema te dé un rendimiento diferente a la idea que seguramente es injusta de que las comunidades con la población más envejecida y mayor dispersión poblacional siempre están financiada por encima de la media", ha apuntado.
PRIMER AÑO DE GOBIERNO
Por otra parte, Puig ha explicado que el Gobierno autonómico, durante su primer año, "está gestionando la diversidad". "Hay que gestionar la diversidad y quien no sepa gestionarla no va a tener espacio en el futuro", ha apuntado el jefe del Consell, quien ha añadido que la Comunitat "tiene un potencial enorme, las mejores universidades públicas, las generaciones mejor formadas de la historia".
El presidente ha criticado la "vieja vanguardia pueblerina" que aplicó el PP valenciano cuando gobernó, "cuando todo tenía que ser grande, cuanto más grandes mejor, y debajo no había nada, era cartón piedra. Y las fallas las hacemos una vez al año".
En este sentido, ha subrayado que aquel era "un proyecto falso, sin contenido y sin alma". "Ahora se trata de recuperar desde los principios republicanos, socialistas que han hecho mover el mundo y situarnos en el escenario actual. Si algo ha hecho la socialdemocracia --ha continuado-- es no creer en verdades absolutas, incorporar los nuevos instrumentos, tiempos y forma de ver las cosas", ha argumentado.
Sobre este primer año de gobierno, Zapatero ha dicho que se "han compensado muchos años en uno, por lo que hay que tener siempre la esperanza de que las cosas pueden mejorar".