Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beiras justifica su gesto en el Parlamento para decirle a Feijóo: "No es nadie, mamarracho"

El portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, ha justificado su actuación del pasado miércoles en la sesión de control del Parlamento de Galicia asegurando que fue un "gesto de transgresión". "Gestos como el mío es un gesto de transgresión. De, mire, usted no es nadie mamarracho. Que lo sepa la gente, que no merece respeto porque es un narcopresidente", ha manifestado durante una conferencia en la facultad de Políticas, en la que ha dicho que "cuando se disculpe" el presidente autonómico, a lo mejor él también "se disculpa".

Previamente, en declaraciones a los medios, había manifestado que el jefe del Ejecutivo autonómico tiene que "disculpas" por "su actitud en toda esta peripecia" de las fotografías con Marcial Dorado y también por el comportamiento del Partido Popular en la Guerra de Irak o el 11-M. Que lo haga, dijo, en lugar de "distribuir estupefacientes ideológicos y propagandísticos".
Asimismo, ha censurado que el presidente autonómico, en vez de dar las "explicaciones" requeridas por la oposición, "se erigiese en fiscal acusador de la oposición" y les llamase "infame" a los miembros de los otros grupos parlamentarios.
Después de los reproches de Feijóo al veterano dirigente nacionalista, y tras el incidente ocurrido la pasada semana en la sesión parlamentaria, el diputado de AGE ha replicado demandando que el presidente presente sus "disculpas" no sólo por el último acontecimiento, sino por la actitud de su formación en acontecimientos como la Guerra de Irak o el atentado de Atocha del 11 de marzo.
"Cómplice"
En este sentido, Beiras ha culpado a Feijóo de ser "cómplice" de la "inmensa patraña y mentira universal" de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, cuya invasión se produjo con un Feijóo "recién llegado para sustituir a Cuiña en enero de 2003" y que "venía enviado por un señor que formaba parte del gobierno del Partido Popular presidido por Aznar".
Al hilo, también ha recordado que cuando llegaron las primeras fotos de los bombardeos en los mercados, y de niños, ancianos y mujeres "hechos trizas", el PP "negó" a aceptar el minuto de silencio demandado por la oposición.
"La oposición reclamábamos un minuto de silencio en el Parlamento, ellos se negaban, y él estaba allí y se negaba también", ha acusado, antes de concluir que "ésa era la sensibilidad que él tenía con los derechos humanos con los ciudadanos". "Quien no respeta eso, no puede respetar las instituciones", ha abundado.
El portavoz de AGE ha dado otra razón que apoya, a su juicio, que Feijóo pida "disculpas", como es la "tragedia de Atocha". A este respecto, acusó a los populares de, "en lugar de preocuparse de las víctimas", lanzar a la opinión pública que "había sido ETA", sabiendo que era "mentira".
"Es indigno"
"Ésa es la trayectoria del PP, de esos años en los que Feijóo formaba parte, como conselleiro del último gobierno Fraga. De todo eso no pidió disculpas y ahora no quiere dimitir", ha reflexionado Beiras, quien ha lamentado que "intente involucrar con difamaciones a los que ejercen la dignidad".
El parlamentario de AGE citó a Eduardo Galeano y su reflexión de que "hay dos clases de seres humanos: Los indignados y los indignos", para sentenciar que el mandatario autonómico "forma parte de los indignos".
"Reventón social"
Por otro lado, durante la conferencia ante los alumnos que se acercaron a este ciclo sobre asamblearismo, Xosé Manuel Beiras ha defendido que "hay que hacer todo lo posible para que esta legislatura no dure lo que está previsto", ni en el Parlamento de Galicia ni el Congreso de los diputados.
A este respecto, ha augurado que habrá un "reventón" social, pero ha subrayado que no se pueden "prever", y ha aclarado que esta "rebelión cívica" no la tiene que dirigir las formaciones políticas, sino que la responsabilidad de las organizaciones de la izquierda y nacionalismo es la de "orientar el proceso si hay un reventón".
"No es marcarlo o dirigirlo, es orientarlo para evitar que sea una situación de caos", ha especificado, antes de indicar que se trata de que las diferentes plataformas ciudadanas se "coordinen" en un "frente social de combate y rebelión cívica".
"Si eso se coordina, Feijóo no dura ni cuatro días", ha subrayado el histórico político, para culminar asegurando que "lo de menos es lo que dure" Feijóo, ya que el problema es que "el poder y sus testaferros están apostando por el desgaste" de la ciudadanía, como ocurre en Grecia.
Xosé Manuel Beiras ha incidido en la importancia de la "coordinación", porque los políticos, incluidos "los que intentamos plantar clara" no pueden hacer ese cambio en el Parlamento, con la mayoría existente, aunque estén "en situación de ilegitimidad pero amparados por la legalidad".