Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig ve "muy difícil" un gobierno presidido por Sánchez

Pedro SánchezEFE

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, considera "muy difícil" que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pueda armar un acuerdo con otras fuerzas políticas que le permita gobernar y ha pedido "no dramatizar" si ningún partido consigue los apoyos suficientes y es necesario convocar nuevas elecciones generales.

"Lo veo muy difícil porque son muchas miradas diferentes", ha afirmado Puig, en declaraciones a la Cadena Cope, sobre los apoyos que debe recabar Sánchez para poder gobernar, que pueden ir desde Podemos e IU hasta algunos partidos nacionalistas.
En su opinión, es "evidente" que hay que buscar soluciones para el "atasco" que se ha producido tras las elecciones del 20 de diciembre, pero ha remarcado que "si no hay posibilidad" de acuerdo "habrá otras elecciones". Y si esta opción se produce, ha dicho Puig, "no hay que dramatizar" porque sigue habiendo Gobierno en funciones y "el sistema funciona".
A la pregunta de si le aconsejaría a Sánchez que aceptara la oferta del presidente en funciones, Mariano Rajoy , de una gran coalición con PP y Ciudadanos, el presidente valenciano lo ha descartado porque "el PSOE es la alternativa al PP".
Eso sí, ha afirmado que quien tiene la responsabilidad de formar gobierno es el partido más votado en las elecciones y que, por tanto, corresponde a Rajoy "agotar sus opciones", de modo que ha instado a "no quemar etapas tan rápidamente".
"Rajoy tiene que ver si es posible un acuerdo. Hay que dar tiempo al tiempo", ha apuntado, tras lo cual ha insistido en que no se puede someter a los partidos a una "presión" que les impida "completar los tiempos". "Para la acción, tiene que haber reflexión y diálogo", ha añadido.
A la pregunta de si cree que Podemos renunciará a su condición del referéndum soberanista en Cataluña, Puig no ha querido pronunciarse, pues se trata de una cuestión que sólo puede contestar el partido morado. Eso sí, ha recordado que la posición del PSOE a este respecto "no tiene vuelta atrás" y que se tienen que cumplir "unos parámentros determinados para empezar a hablar". en cualqui3r caso, la suma no da. hay complicaciones evidentes.
Sobre cuándo cree que debe celebrarse el congreso del PSOE, Puig ha explicado que todo depende de "situaciones que no tienen que ver directamente con el calendario" interno del partido, como el probable adelanto electoral en Cataluña. En cualquier caso, ha dicho que "nadie más que los militantes" tendrá la última decisión al respecto.