Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ximo Puig pide acabar con "paraísos fiscales" como la Comunidad de Madrid y ve "excesivas" las palabras de Cifuentes

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado este martes que "no puede haber paraísos fiscales" en España, en alusión a la Comunidad de Madrid, región en la que, según ha destacado, se pagan impuestos más bajos que en otras comunidades autónomas en materias como Patrimonio.
Así lo ha manifestado durante un desayuno informativo organizado por Europa Press, en el que el líder del Ejecutivo valenciano ha tachado de "precipitadas" y "excesivas" las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien la pasada semana aseguró que los madrileños pagan la educación y la sanidad de los andaluces.
En este contexto, Puig ha pedido que esta legislatura se aborde "ya" la reforma del sistema de financiación autonómica al mismo tiempo que ha hecho hincapié en la "infrafinanciación" de la Comunidad Valenciana para financiar servicios públicos esenciales.
"No podemos competir si no tenemos los mismos instrumentos", ha dicho el presidente autonómico, resaltando que "en Madrid hay 160.000 empleados públicos estatales", es decir, "el equivalente a todos los afiliados en régimen general a la Seguridad Social de la provincia de Castellón".
"GOBERNAR CON LAS CCAA"
En este sentido, ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy a dialogar con los territorios pero le ha avisado de que dialogar es "gobernar con ellas": "Existe un monopolio tácito sobre la Administración General del Estado", ha apuntado, abogando por un modelo federal.
Y también ha aprovechado para advertir de que la política de los próximos años "exige acuerdos": "Quien demuestre que es incapaz de generarlos estará demostrando que es incapaz de gestionar esta época", ha puntualizado.
Para Puig, "la principal responsabilidad" de que esta legislatura no sea fallida es precisamente del Ejecutivo central, que "no puede gobernar sin el apoyo del Parlamento, ni en abierta hostilidad".
Así lo ha asegurado en un desayuno informativo organizado por Europa Press, que ha sido patrocinado por Fujitsu, Telefónica, Altadis, KPMG, Popular, IFS y Suez.