Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La búsqueda de una renovación acelerada en IU, en el orígen de la dimisión de Meyer

El dirigente de Izquierda Unida (IU) Willy Meyer ha anunciado este miércoles la renuncia a su escaño en el Parlamento Europeo por el escándalo generado por su participación en un fondo de pensiones ligado a una Sicav, coincidiendo con movimientos en el seno de la coalición que quieren acelerar un proceso interno de renovación para hacer frente a los desafíos que tienen por delante.

Después de que el diario digital Infolibre revelase este martes la existencia de un fondo de pensiones voluntario para los europarlamentarios ligado a una Sicav, Meyer anunció rápidamente que renunciaba a él y aseguró que desconocía sus detalles, ya que se había limitado a sumarse a él al tomar posesión de su escaño.
Sin embargo, esa renuncia no fue suficiente para muchos sectores y federaciones de IU, que consideraban que debía dar un paso más y no 'ensuciar' la imagen del partido con ninguna relación con las Sicav, un mecanismo financiero que la formación ha denunciado sistemáticamente durante los últimos meses por considerar que forma parte de los mecanismos de especulación del capitalismo.
Así, varios fueron los cargos de la formación que públicamente desaprobaron la participación en ese fondo de pensiones del que había sido su cabeza de lista el pasado 25 de mayo y que, unido al malestar en algunas de las federaciones más importantes de IU, como la andaluza, han acabado forzando su dimisión, según han explicado a Europa Press miembros de la organización.
"Ni privilegios para cargos públicos, ni planes de pensiones en Sicav ni sueldazos, nada que nos separe del pueblo. Lo defendía antes y ahora", publicó en Twitter Marina Albiol, número cuatro en la lista de IU y que tras la dimisión de Meyer cogerá las riendas de su delegación europea.
Además, la salida de Meyer posibilita la entrada en las instituciones europeas de Javier Couso, hermano del cámara de televisión José Couso asesinado en Irak y una persona muy apoyada por las bases de IU.
Llamadas a hacer cambios
Esta polémica ha explotado en pleno proceso interno de análisis de los resultados electorales, que serán estudiados en profundidad este sábado en un Consejo Político Federal que se prevé tenso porque son ya varias corrientes internas las que se han mostrado críticas con la campaña realizada y la gestión que la dirección de IU ha hecho de la irrupción de Podemos.
IU Abierta, CUT y 5ª Lista-Refundación fueron los primeros en firmar un manifiesto pidiendo cambios "profundos" en la organización que empiecen por una reflexión de los resultados obtenidos en las elecciones europeas, achacables a su juicio a "problemas de coherencia entre discurso y práctica", mala gestión de la comunicación y un "grave déficit de integración de la pluralidad".
Las críticas llegaron esa misma semana también de la mano de varios dirigentes territoriales de la coalición, algunos de ellos miembros de la ejecutiva federal, que criticaron la "mala lectura" que a su juicio hizo una parte de la formación ante el "surgimiento" de Podemos en las elecciones europeas.
Alberto Garzón, la cara nueva
En este proceso de renovación surgió la figura del joven diputado de IU Alberto Garzón, quien manifestó su disposición a presentarse a las primarias que la federación tiene previsto celebrar antes de que acabe el año para elegir su candidato a la Presidencia del Gobierno de 2015, si así se lo piden los militantes, sustituyendo a Cayo Lara.
Cuando salió a la luz la existencia del fondo de pensiones ligado a la Sicav, Garzón utilizó Twitter para denunciar que no es "ético" la existencia de estos mecanismos financiados con dinero público, y aprovechó para recordar que los diputados de IU renunciaron en el Congreso a un fondo privado de pensiones.
Tras el anuncio de dimisión de Meyer, Garzón ha agradecido su "coherencia" actuando "en favor de un proyecto colectivo", alabanza a la que se han sumado numerosos dirigentes de IU, que además han aprovechado para ponerle como ejemplo y preguntar si dimitirán otros europarlamentarios de PP y PSOE también acogidos a este fondo.