Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Willy Toledo apuesta por "la izquierda real lleve las siglas que lleve"

Willy ToledoGtres

El actor Willy Toledo apuesta por "la izquierda real" para la distintas citas electorales convocadas para este año, "sea quien sea y lleve las siglas que lleve". Estos aspectos le dan "exactamente igual", según ha asegurado en Santiago.

En declaraciones a los periodistas convocadas en la plaza del Obradoiro para mostrar su apoyo público a las Marchas da Dignidad, que volverán a acudir el próximo 22 de marzo a Madrid, Toledo ha señalado que si hay alguna opción política que representa mejor las demandas de este colectivo es "la izquierda". "Siempre la izquierda", ha apostillado.
En concreto, preguntado por alguna formación, ha dicho que él aboga por "la izquierda real". "Sea quien sea y lleve las siglas que lleve, me da exactamente igual", ha señalado.
En este sentido, para Willy Toledo, la izquierda es "la única que puede garantizar los derechos civiles, sociales y políticos básicos", por lo que espera "que gane la izquierda las próximas elecciones".
EL PUEBLO PARA "SALVAR AL PUEBLO"
Junto a él, el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha destacado que "el pueblo es el único capaz de salvar al pueblo", por lo que ha apelado a "la gente organizada, de abajo a arriba", puesto que "eso es muy importante".
"Lo importante es que el pueblo sea capaz de posibilitar ese frente de izquierdas capaz de ocupar ese espacio, que lo tienen las minorías", ha abundado.
Al respecto, Cañamero ha advertido de que "todo lo que se dé en manos de gente ajena al pueblo, se vuelve contra el pueblo", y ha concluido que estas personas "siempre estuvieron contra el pueblo, aunque el diseño, la propaganda y el discurso sea dirigida hacia las mayorías".
LAS CAUSAS, "MÁS VIGENTES"
Por parte de las Marchas da Dignidade, Manuel Caamaño ha lanzado un llamamiento a los gallegos "con dignidad" para volver a Madrid el día 21, en la que ha augurado que será una "nueva congregación de la dignidad de los pueblos del estado español".
Los motivos que llevaron a la convocatoria de estas marchas el pasado año, ha dicho, están "más vigentes" ahora, de ahí que este colectivo "vuelve a la calle", para denunciar que están "sufriendo el capitalismo" y unir sus fuerzas "desde la pluralidad y la transversalidad".
En esta cita, ha afirmado, caben "todos los perfiles políticos" que se muestran "contra el sistema" y a favor de "defender a los pobres y los desgraciados".
Al acto de este martes también han asistido, entre otros, la diputada de AGE Eva Solla y el presidente del Seminario Galego de Educación para a Paz, Manuel Dios, quien este lunes presentó su candidatura a las primarias de Compostela Aberta.
"EL PUEBLO, LEGITIMADO PARA LEVANTARSE"
Mientras, Cañamero ha subrayado que "cuando la injusticia golpea duramente al pueblo, el pueblo está siempre legitimado para levantarse". Los gobiernos, ha denunciado, "se han convertido en verdugos del pueblo", y "ante los maltratadores, el pueblo se tiene que convertir en un tribunal para enjuiciarlos".
"Por eso las marchas de la dignidad son una herramienta válida, sencilla y humilde de los de abajo, de los campesinos, de los autónomos, de la pequeña empresa, de los pensionistas, de los estudiantes, del sector sanitario, educativo... De todo", ha proclamado.
Los objetivos, ha enumerado, son, en primer lugar, que no "se arrebaten los derechos" a los ciudadanos; y en segundo término, "que se vayan los gobiernos de la Troika". "El voto no le da derecho al abuso", ha llamado la atención.
Por último, el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores ha incidido en que las marchas regresarán a Madrid "con la misma fuerza y la misma ilusión" en un movimiento que ha valorado al constituir "la primera vez en la historia de esta democracia en la que la población se une".
"PAN, TRABAJO Y TECHO"
Por su parte, Willy Toledo ha remarcado que la "obligación como ciudadanía es estar en la calle exigiéndoles a los políticos que cumplan con sus obligaciones", que ha identificado con "proteger los derechos y libertades del pueblo español".
"La situación el año pasado era crítica y por eso se organizaron las marchas, y fue un éxito como no se recordaba desde la guerra de Irak, si no desde antes", ha resaltado.
En esta línea, ha apuntado al lema de la convocatoria, en defensa de "pan, trabajo y techo", para aseverar que son "tres elementos básicos a la hora de enumerar los derechos humanos básicos".
Este año, ha indicado, vuelven a manifestarse "porque la situación está peor y porque el año que viene estará peor que lo que está este año", ya que entiende que "es mentira lo que se está contando de la recuperación económica". "Será quizá para los más ricos, para las grandes fortunas", ha alertado.
Al tiempo que grandes empresas declaran beneficios, Toledo ha avisado de que hay gente que "se queda sin poder enviar a sus hijos a las universidades, sin poder encender la calefacción y la luz, sin casa, desahuciados...". "Mientras el latrocinio de los bancos continúa", ha contrapuesto.
Para el actor, este panorama "cada vez se está recrudeciendo más", por lo que considera que las marchas son necesarias y "fundamentales", en la responsabilidad como sociedad civil de "exigir al gobierno cumplir sus obligaciones para con el pueblo".